El Real Madrid defiende el título conquistado hace un año de forma arrolladora en Málaga, pero ya no tiene a su líder de aquellos días de gloria en el Martín Carpena, Facundo Campazzo, que recientemente abrió su aventura en la NBA.

Campeón en cinco de las últimas siete Copas del Rey de Baloncesto, el equipo blanco no llega con el claro favoritismo de otros años y su candidatura parece más igualada a las de Barça, Valencia Basket o TD Systems Baskonia, que la semana pasada lanzó un serio aviso arrasando el WiZink Center en partido de Euroliga (64-84).

Con todo, el Real Madrid llega a la Copa del Rey del baloncesto como líder destacado de la Liga Endesa, donde solo ha encajado una derrota en 21 jornadas, e intentará hacerse valer en su feudo ante un debut de máxima exigencia frente el Valencia Basket, rival que llega en muy buen momento tras batir recientemente al propio Baskonia o al CSKA de Moscú.

También repite como gran aspirante al título el Barça, que llega con el inmejorable aval que le da su liderato en la Euroliga. Nikola Mirotic, MVP de la Copa 2014 cuando aún vestía de blanco, sigue buscando su primer título como azulgrana y este nuevo intento arranca ante el Unicaja, un adversario en plena reconstrucción bajo el nuevo mando de Fotis Katsikaris.

Junto con el Valencia Basket, el otro aspirante a desbancar a los dos 'grandes' es el Baskonia, un club que ya sabe cómo hacerlo tras proclamarse campeón en la última Liga Endesa. El equipo vitoriano, ausente el año pasado, levantó en 2009 la última Copa que no han ganado Real Madrid ni Barcelona e iniciará su camino ante el Joventut de Badalona.

Además, esta Copa también es una gran oportunidad de brillar para Lenovo Tenerife y Hereda San Pablo Burgos, los dos clubes españoles que más han crecido en los últimos años y protagonistas del primer duelo de cuartos de final. Los canarios llegan cuartos en la Liga Endesa gracias su letal pareja Shermadini-Huertas y los castellanos, eufóricos tras conquistar hace unos días la Copa Intercontinental.