Si para el deporte en general no está siendo una temporada fácil, mucho menos lo está siendo para el Rincón Fertilidad. El equipo afronta una dura prueba durante las próximas dos semanas, ya que permanecerá de viaje durante 10 días para disputar cuatro encuentros como visitante: dos en Grecia por la eliminatoria de cuartos de final de la EHF European Cup y dos de la Liga Guerreras Iberdrola, en A Guarda ante el Club Balonmano Atlético Guardés y en Santander ante el Uneatlántico Pereda. Diez días donde las chicas de Suso Gallardo acumularán muchos kilómetros no solo en la espalda, sino también en las piernas. 

Tras estar tres semanas sin competir y volver el sábado pasado a la competición nacional ante el Super Amara Bera Bera, el calendario del Rincón Fertilidad se comprime sin tiempo de descanso para el equipo. La disputa de los cuartos de final de la EHF European Cup y la finalización de la primera fase de la Liga Guerreras Iberdrola supone una dura concentración de partidos en pocos días. En la madrugada del miércoles al jueves se desplazará a Madrid para, desde allí, volar a Salónica, donde jugará ante el AC Paok el viernes y el domingo.

Tras disputar la competición europea, regresará a España, pero no a Málaga. Volará de nuevo a A Guarda, donde el día 24 recuperará el partido aplazado de la séptima jornada ante el Club Balonmano Atlético Guardés. Desde allí, volverá a desplazarse hacia Santander el jueves, pues durante el fin de semana deben jugar ante el Uneatlántico Pereda.

El Rincón Fertilidad afrontará los próximos diez días cuatro partidos como visitante, en los que sumará kilómetros y ambición para buscar históricas semifinales de la EHF European Cup y puntos vitales de cara a la segunda fase liguera.