En la tarde del sábado, el Club de Rugby Málaga disputó el último partido de la primera fase del grupo C de la División de Honor B, con una prestigiosa y contundente victoria por 3-34 frente a Jaén. Es un triunfo muy meritorio por ser ante el campeón actual de la división, y por contar para la clasificación en la segunda fase que empieza ahora. El objetivo es aspirar a conseguir uno de los puestos que permitan jugar el ascenso.

Fue un partido intenso, duro, con una superioridad notoria de la defensa malagueña ante los sucesivos e incansables intentos de Jaén, que no encontraron aún así debilidad en el muro defensivo del rival. Por el contrario, los ataques malagueños conseguían penetrar, por velocidad en algunos casos y por paciencia en el plan de juego en otros, en la defensa jiennense.

En dos semanas comenzará la segunda fase de la liga, donde el CR Málaga jugará sus partidos estrenando casa en el estadio Ciudad de Málaga. En otros resultados de equipos del club, el equipo C perdió en su visita a Escoriones de Granada en la segunda división regional andaluza, y el equipo B tampoco pudo ganar su partido ante el Puerto de Santa María en la mañana del domingo, en la tercera jornada de la primera regional andaluza, 43-12.