El Hockey Benalmádena llegó a la jornada que daba inicio a la segunda mitad de la campaña de la División de Honor B con la moral por las nubes tras la victoria a domicilio ante el Vallés Deportivo el pasado fin de semana en el encuentro aplazado de la primera vuelta. Para ello viajó al norte de España, donde esperaban los líderes de la liga: Sardinero y Atlético San Sebastián.

En el encuentro ante el Sardinero, el Benalmádena fue a remolque en todo momento, pero nunca le perdió la cara al choque. Se adelantaron pronto los santanderinos por medio de un penalti córner, pero Dimitri Kools puso la igualada minutos antes del descanso. Al volver del entretiempo de nuevo golpeaba el Sardinero, que se ponía 2-1 en el marcador. La alegría no duraría mucho para los locales, repetiría Dimitri Kools a favor del Benalmádena para colocar el empate a dos goles. Ya en el último cuarto se vivieron ocasiones para ambos conjuntos, aunque fue el Sardinero quien tuvo acierto desde el penalti córner de nuevo para conseguir una nueva ventaja. Contó con el empate el Benalmádena de la mano de Jesús Jiménez, que erró un decisivo penalti stroke. De esta forma, los pupilos de Curro Meléndez se quedaron sin el ansiado premio de puntuar en el primero de los dos encuentros del fin de semana.

Los benalmadenses viajaron en la mañana del domingo desde Santander hasta San Sebastián para el segundo choque, ante el Atlético San Sebastián. Los planes no salieron en el conjunto de Benalmádena ante un Atlético San Sebastián muchísimo más acertado de cara al gol. Los guipuzcoanos obtuvieron pronto una doble renta en la que se movieron con comodidad y que hizo mella en el Benalmádena. La diferencia final se fue hasta el 5-1 definitivo, resultado muy abultado para la imagen que habían mostrando los costasoleños en los partidos anteriores. No obstante, el partido dejó dos hitos relevantes para el equipo malagueño. Por un lado, el guardameta Joaquín Ríos -juvenil del Benalmádena- tomó la alternativa en la segunda división nacional con sus primeros minutos de juego al disputar el último cuarto del partido. Por otro lado, Juan de la Chica entró en la convocatoria del Benalmádena para este partido, que volvía tras varios años de parón en el mundo del hockey. El delantero malagueño aprovechó su reincorporación con nota ya que fue el autor del gol del equipo benalmadense.

Con estos resultados, el Benalmádena se mantiene en la mitad de la tabla gracias al colchón de puntos con el que partía previamente. La semana que viene les toca descansar, y volverán a la competición con un nuevo duelo fuera de casa el próximo 6 de marzo, cuando visiten Las Palmas de Gran Canaria para medirse al Taburiente.