Este próximo domingo tiene el Rincón Fertilidad una cita histórica en A Guarda con el partido de ida de la semifinal europea de la EHF European Cup. Espera al otro lado de la pista el Atlético Guardés de José Ignacio Prades, técnico ayudante de Carlos Viver en la selección española. El entrenador alicantino, que cumple su quinta temporada en el cuadro gallego, atiende a La Opinión de Málaga para analizar un histórico cruce para gallegas y malagueñas, a un paso de toda una finalísima continental.

Lo primero de todo, enhorabuena por el pase de España a los JJOO de Tokio. Supongo que muy feliz por poder vivir esa experiencia este próximo verano en el cuerpo técnico de Carlos Viver...

Muy contento. Es un logro de todo el balonmano nacional de mujeres, que se merecían una alegría así. Somos unos privilegiados los que estamos en el equipo nacional, pero hay detrás mucha gente que no tiene tanta visibilidad y que trabaja en la base y que no tienen la fortuna de estar donde nosotros. Este éxito va para ellos.

Una curiosidad, en estos días concentrado con la selección española ¿ha hablado con Sole López, Merche Castellanos o Silvia Arderius algo sobre la semifinal europea entre su equipo y el Rincón Fertilidad?

Nada. Hemos compartido muchos momentos porque el día es muy largo y estábamos siempre juntos al no poder salir del hotel porque estábamos en burbuja. Lo único fue que cuando todavía no se sabía si la ida iba a ser sábado o domingo, estuvimos comentando sobre la fecha, pero nada más.

Quedan 4 días para el primer partido de la semifinal. ¿Con ganas ya de jugar una cita histórica?

Sí. Todo el mundo está muy ilusionado. La Guardia es un sitio pequeñito, no es una capital como Málaga y eso hace que la gente esté muy ilusionada. Se nota.

Son dos equipos que se conocen mucho. ¿Hay margen para la sorpresa todavía entre Guardés y Rincón Fertilidad?

Para la sorpresa no creo, pero yo creo que sí va a haber matices, alguna modificación en alguna cosita. Sorprender a estas alturas es complicado. Tanto Suso Gallardo como yo ajustaremos alguna cosa a nivel defensivo y ofensivo. Somos dos equipos que nos conocemos bien. Los dos sabemos a qué tipo de jugadoras nos enfrentamos.

Si decimos que entre malagueñas y gallegas hay una rivalidad estos últimos años «especial», ¿me equivoco?

Si esa palabra es en sentido peyorativo, ya te digo yo que no. Si es solo a nivel deportivo, pues sí. Málaga ha crecido en los últimos años exponencialmente, sobre todo a nivel presupuestario y ya dijo Suso a principio de temporada que ellas estaban llamadas a estar entre las primeras. Están viendo ahora sus frutos de sus fichajes de los dos últimos veranos. Cualquiera que sea competitivo siempre quiere ganarle a los rivales que están por encima o parejos y en ese sentido hay rivalidad entre ambos equipos.

Sara Bravo y Estela Doiro se saben todos los secretos del Atlético Guardés. ¿Es una ventaja para Suso Gallardo contar con ellas para preparar este partido?

Es una ventaja porque son dos muy buenas jugadoras, pero Estela lleva dos años fuera y Sara lleva uno y es verdad que conocen muchas cosas, pero la dinámica del grupo actual no la conocen. Ellas saben nuestra forma de trabajar y cómo es la vida y el entorno del equipo y eso puede ser cierta ventaja o también cierto handicap a nivel emocional.

¿Nota en este inicio de semana un ambiente especial, una atmósfera en sus jugadores distinta a cualquier otro partido?

Sí, no te voy a mentir. El grupo está con muchas ganas y con cierto nerviosismo inicial que a lo largo de la semana se irá aplacando. Está la gente muy metida, con ganas de darlo todo en la pista, sabiendo que es un rival muy complejo. Sabemos que tenemos que hacerlo muy bien si queremos tener un resultado positivo. El equipo tiene mucha ilusión, se ha notado desde los primeros entrenamientos de la semana.

Se ha hablado mucho en Málaga de la fecha del partido de ida, de que Guardés se ha negado a jugar el sábado, que era lo que quería el Rincón Fertilidad. ¿Por qué no quiso cambiar el día del partido?

Entiendo que Guardés elige el día que se juega en su pista y Málaga elige el día que se juega en la suya. Nosotras, si te fijas en nuestros partidos de competición europea, son siempre los domingos. Es una fecha que incluso por televisión siempre nos ha venido bien. Creo que en las negociaciones entre Televisión de Galicia y Canal Sur parecía que había interés de que se jugara el sábado, pero nosotros queríamos mantener nuestro modus operandi de la competición europea, queríamos mantener nuestros rituales. Pienso, además, que a ambos equipos nos viene bien un día más tarde después de venir de una semana de parón por la selección.

A Sangriña tendrá espectadores en las gradas, ¿qué supone eso para sus jugadoras?

El equipo siempre se siente arropado porque la afición del Guardés siempre es fundamental. Este año estamos echando mucho de menos a la gente. Es importante que aunque no sea con el pabellón lleno, podamos sentir ese apoyo y ese calor de nuestra gente.

El Rincón Fertilidad ha ganado la Copa y la Supercopa, parecería a priori el favorito, pero lo cierto es que el domingo visita una cancha en la que no ha ganado nunca. Para usted, ¿quién es favorito?

Por todo lo que ha pasado esta temporada, el favorito es el Rincón Fertilidad Málaga, que hizo un equipo para competir por la Liga y que ya ha ganado dos títulos . Creo que son argumentos suficientes para darle el papel de favorito. Es obvio que nosotras no vamos a dar el partido y la eliminatoria por perdida. Vamos a pelear hasta el final y jugar nuestras bazas lo mejor que podamos o sepamos. Intentaremos jugar de tú a tú a un grandísimo equipo. Vamos a prepararnos para afrontar de la mejor manera posible una eliminatoria complicada en la que nuestro objetivo pasa por hacer dos muy buenos partidos.

¿Qué es lo que más le preocupa del Rincón Fertilidad?

Todo. Es un equipo muy sobrio, con jugadoras con mucha experiencia a nivel internacional, con jugadoras de un a calidad indiscutible, que forman una plantilla muy peligrosa. Tienen además ese carácter ganador que les ha llevado a ganar esos dos títulos esta temporada. Son muy peligrosas.

¿Espera una eliminatoria larga, que se decidirá en Málaga en el partido de vuelta, o puede haber sentencia antes?

No creo que haya sentencia independientemente del resultado que se dé el domingo. Quedando 60 minutos por delante, pase lo que pase, no habrá sentencia. Quedará muy igualado o levemente a favor de un equipo o el otro. Pero la eliminatoria se decidirá en Málaga y ojalá nosotras lleguemos con opciones al último tramo.

¿Cuáles pueden ser las claves?

Sobre todo el hecho de los errores. Málaga tiene un juego muy rápido en las transiciones, es una de sus señas de identidad. Vamos a tener que extremar la precaución e intentar cometer muy pocas pérdidas de balón para no darles opción de correr. Necesitamos que no se sientan cómodas.

¿Firmaría una victoria por un gol en este primer partido?

Creo que no. Todo lo que sea ganar sería positivo para afrontar el partido de vuelta. Vamos a intentar ganar por la mayor diferencia posible y si no, que el marcador sea lo más ajustado posible. El entrenador siempre confía en su grupo. Seguro que Suso tampoco firma perder de un gol aquí en La Guardia. Él querrá ganar. Y en esa postura estamos ambos, que confiamos plenamente en nuestras chicas y estamos convencidos de que podemos ganar y siempre queremos más.