Las «panteras» del Rincón Fertilidad tienen una cita histórica este Domingo de Ramos. Jugarán el partido de ida de su primera semifinal en la EHF European Cup ante un rival que conocen bastante bien, el Atlético Guardés. Toda la plantilla del Rincón Fertilidad, desde el técnico Suso Gallardo hasta cada una de las jugadoras, es consciente de la trascendencia de este encuentro en pista gallega, que tendrá su cita de vuelta el sábado de la próxima semana en Ciudad Jardín.

«Era uno de los objetivos que marcamos en julio cuando empezó la pretemporada, el poder superar esa barrera de cuartos de final», reconoce Suso Gallardo, que admite también que el grupo ha preparado el cruce «con muchas ganas de trabajar y mucha ilusión», y con la intención de seguir escribiendo más páginas en la historia del club.

En frente tendrán a un hueso duro de roer, un rival que las panteras conocen sobradamente: el Atlético Guardés. En poco menos de un mes, ambos equipos se han enfrentado dos veces en Liga, por lo que afrontan este duelo con las ideas claras sobre lo que planteará cada combinado. «Preparar algo es complicado porque al final nos conocemos mucho pero bueno, algún detalle o matiz que pueda sorprender y que sea clave para la eliminatoria es lo que estamos perfilando», admite el técnico del conjunto malagueño.

Imagen del equipo, ayer, en la presentación de la histórica eliminatoria continental. | A. SALAS

«Es un rival muy complicado, tiene un técnico muy contrastado que es el segundo de la selección, también jugadoras de mucho nivel y una afición que aprieta muchísimo», añade Gallardo sobre el conjunto gallego, dejando claro también que el objetivo es «ganar allí por lo máximo posible e intentar cerrar la eliminatoria en casa».

Suso cree que las chicas afrontan este cruce «en un nivel óptimo para poder competir en unas semifinales que son históricas». La confianza del entrenador en la plantilla es plena, aunque prefiere no entrar en si parten o no como favoritas pese a la gran temporada que están firmando, y tras haber conseguido recientemente un doblete en Copa y Supercopa. «Creo que es una eliminatoria que se va a decidir por muchos detalles, ganará el mejor», valora Gallardo.

Con la plantilla casi al completo con el regreso de las internacionales, la única duda de cara al partido es la posible presencia de Rocío Campigli, que ha vuelto a entrenar con el grupo tras recuperarse de su lesión. «Es verdad que ha vuelto esta semana pero no está al mismo nivel que el resto del grupo, esa es la realidad y ella misma también lo sabe», afirma el técnico, consciente de que no sabrá si puede contar con «Roca» hasta el domingo.

La plantilla viaja esta tarde en autobús con la intención de aprovechar la oportunidad que brinda la EHF European Cup y pisar la pista de A Sagriña en la tarde del sábado para preparar el encuentro. «El club está haciendo un esfuerzo de viajar un día antes de lo habitual para poder entrenar en la pista del equipo rival y poder estar más descansadas y preparadas», afirma Suso.

El entrenador también es consciente de que jugar el domingo supondrá tener menos tiempo para preparar el encuentro liguero del miércoles ante Rocasa, aunque jugar ese partido en casa «es importante a la hora de recuperar el descanso». El hecho de jugar la vuelta en Ciudad Jardín es una clara ventaja para el Rincón Fertilidad, pero no es algo definitorio. «Primero hay que jugar el partido de ida y traer un buen resultado porque sino luego no va a servir jugar aquí el segundo partido», añade.

Si hay algo claro en todo esto es que las panteras lo darán todo sobre el terreno de juego para cumplir el sueño de jugar una final europea, siempre siguiendo la filosofía del «partido a partido» y «sabiendo que la eliminatoria dura 120 minutos». «Este equipo es ambicioso y queremos más», sentencia Suso Gallardo.