Quedan menos de cien días para el 23 de julio. Esta fecha, que muchos pueden tener marcada en rojo como el inicio de unas hipotéticas vacaciones de verano, está aún más impresa en la mente de cientos y cientos de atletas en todo el mundo como la fecha de inicio (esta vez parece que sí) de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Del 23 de julio al 8 de agosto se celebrarán los JJOO más atípicos de la historia a causa de la pandemia del coronavirus que hará que sólo el público nipón pueda asistir a los estadios, pabellones y piscinas en los que en este 2021 no estarán todos los que iban a estar, tras el anuncio de la renuncia de países, como Corea del Norte, a asistir a la cita olímpica por temor al virus. La delegación española cuenta en estos momentos con más de 230 atletas ya con el billete asegurado para Tokio, y con otros 200 luchando o pendientes de conseguirlo. Y con deportistas malagueños en las dos situaciones.

A algo más de tres meses para el inicio de los Juegos, es difícil concretar qué número de atletas de la provincia conseguirán acudir a Tokio. La cifra podría estar en torno a la decena, con alguna que otra seria opción de subirse al podio en su categoría

La más clara, y con su plaza garantizada desde 2019, es la de Damián Quintero. El doble campeón del mundo de Kata viaja a Japón con serias opciones de colgarse una medalla en el debut del kárate como disciplina olímpica. También en kárate, pero en la categoría de kumite, María Torres aspira a cuajar una buena actuación en las ligas mundiales de abril y mayo para conseguir plaza en el preolímpico, que tendrá lugar en París entre el 11 y el 13 de junio.

En los deportes de equipo, en los que la selección española ya ha clasificado a nueve conjuntos masculinos y femeninos, también encontraremos ‘paisanos’ con opciones de hacerse con una medalla. En la selección femenina de balonmano, bronce olímpico en Londres 2021 y actuales subcampeonas del mundo, encontramos entre las Guerreras a dos López: Sole, extremo del Rincón Fertilidad, y Marta, del conjunto rumano Ramnicu Valcea. Ambas, salvo sorpresa, tendrían que estar en la lista definitiva de Carlos Viver para Tokio. De momento, ambas disputarán esta misma semana un doble partido preparatorio ante Dinamarca.

Sole López, jugadora del Rincón Fertilidad y 'Guerrera' de la selección española. Gregorio Marrero

En baloncesto, sin convocatoria oficial aún, la representación malagueña podría ser importante en el combinado de Sergio Scariolo que pelee este verano por lograr, por fin, el oro olímpico. Con la ausencia de los jugadores NBA en las Ventanas FIBA de los últimos meses, la representación malagueña ha llegado a contar con Alberto Diaz, Francis Alonso y Rubén Guerrero (además de otros dos jugadores de Unicaja: Darío Brizuela y Jaime Fernández) en las listas del técnico italiano.

En futbol, la ‘Rojita’ vuelve a unos Juegos Olímpicos tras su ausencia en Río 2016 y su estrepitoso fracaso de Londres 2012, donde no consiguió vencer ni un solo partido. En el combinado que dirige Luis de la Fuente, salvo una inoportuna lesión como la que le impidió jugar ante Italia a finales de marzo, estará el malagueño Brahim Díaz, actualmente jugando en el Milan.

En atletismo, la única posibilidad de representación malagueña en Tokio correría a cargo de Borja Vivas. Como él mismo reconocía en una entrevista a La Opinión de Málaga el pasado 9 de abril, las opciones de estar en los que serían sus terceros JJOO son más un deseo que una realidad, ya que tras superar sus problemas de rodilla, Vivas tiene pendiente la Copa de Europa de Lanzamiento de Peso en el mes de mayo. “Estamos a la espera de conocer las mínimas, si sirven las marcas del pasado año. Igual se nos exige competir durante las próximas dos semanas, para conocer nuestro actual estado de forma, pero ojalá podamos ser seleccionados”, reconocía el lanzador malagueño de 36 años.

María de Valdés y Paula Ruiz, las dos malagueñas que optan a estar en Tokio. FINA

Dos mujeres y un destino

En natación en aguas abiertas, se da la circunstancia de que dos nadadoras malagueñas optarán a la única plaza a la que opta la federación española en el preolímpico de junio. La prueba que iba a disputarse entre el 29 y 30 de mayo en Fukuoka, en el sudoeste de Japón, ha sido aplazada por la federación internacional hasta el 19-20 de junio y tendrá lugar en la ciudad portuguesa de Setúbal. Allí, Paula Ruiz y María de Valdés pelearán por quedar entre las diez primeras clasificadas y poder poner rumbo a Japón.

Siguiendo con el agua, a mediados de febrero la Federación Española de Vela se llevaba la grata sorpresa de que la renuncia de Nueva Zelanda en clase Laser Radial le otorgaba una plaza más en el equipo español, ya prácticamente cerrado, al haberse quedado en el Mundial de 2019 a las puertas de las posiciones que daban derecho a viajar a Tokio. Pues bien, a esa plaza vacante optará la esteponera Ana Moncada, en función de criterios técnicos y matemáticos que tomarán los técnicos de la federación en las pruebas de Vilamoura, del 17 al 24 de este mes, y del Europeo de Bulgaria, entre el 15 y el 22 de mayo, además de la Copa de España disputada a inicios de abril y en la que la regatista malagueña logró subirse al podio como campeona en categoría sub21 (acaba de cumplir 20 años) y en tercer lugar en categoría absoluta.

Ana Moncada, regatista malagueña. FAV

Del mar al campo de golf para fijarnos en una malagueña que este verano, salvo gran sorpresa, vivirá sus segundos Juegos Olímpicos. Azahara Muñoz tiene encarrilada su presencia en Tokio, donde acuden las 60 primeras golfistas de un ranking olímpico que se ‘cerrará’ en junio. La malagueña actualmente clasifica en 32ª posición y mira a Japón con la esperanza de repetir y mejorar su actuación en Río de Janeiro, donde concluyó la competición en 21ª posición.

Azahara Muñoz, durante su participación en Río 2016. AFP

Por último en tenis, el gran inicio de temporada de Alejandro Davidovich, continuación del excelente 2020 en lo deportivo, podría tener como gran premio una de las cuatro plazas que la Armada española tendrá en el cuadro individual de los JJOO de Tokio. Nadal, Carreño, Bautista… ¿y Davidovich? Ojalá. De sus resultados en los próximos torneos de la temporada de tierra batida (Montecarlo, Barcelona, Madrid, Roma y, por supuesto, Roland Garros) dependerá que llegue a junio, momento en el que se escogerá a los integrantes del equipo español, por encima del que es actualmente el cuarto tenista nacional mejor clasificado en el ranking de la ATP: Albert Ramos. Esta misma semana se está disputando el Masters de Montecarlo y el rinconero Davidovich, para empezar, ya ha alcanzado los octavos de final mientras que Ramos caía en primera ronda.

Alejandro Davidovich, durante el Masters de Montecarlo EFE

Este es el panorama olímpico que se le presenta al deporte malagueño en los próximos meses. A mediados de junio, los elegidos ya estarán preparando la maleta para una cita deportiva, y este año más que nunca, inigualable.

Torrontegui y Enrique Salinas, otras caras conocidas en Tokio

La presencia malagueña en la cita olímpica de Tokio no se ciñe solo a los deportistas propiamente dichos, habrá también al menos un par de caras conocidas más en el equipo español que acuda a la cita olímpica del próximo verano.

Marcelino Torrontegui, que las dos últimas décadas ha sido miembro del staff técnico del Málaga CF, participará en sus séptimos Juegos Olímpicos. El asturiano afincado en Málaga acudirá Tokio como fisioterapeuta y podólogo de los servicios médicos del COE y estará pendiente de casi cada uno de los deportistas españoles que tomarán partido en la cita olímpica.

Otro malagueño que tiene segura su presencia en Tokio es Enrique Salinas, que volverá a formar parte del cuerpo técnico de la selección española de baloncesto masculina, de la que está al frente otro «casi» malagueño como es el seleccionador nacional Sergio Scariolo. Salinas será el encargado de tener físicamente a tope a los internacionales españoles en un torneo que estos Juegos será especialmente exigente para los 12 combinados clasificados. Emilio Fernández