El Hockey Benalmádena consiguió la permanencia matemática en la División de Honor B tras vencer por la mínima (2-1) a la Real Sociedad 1927, en el partido del pasado sábado correspondiente a la penúltima jornada de la temporada en la categoría de plata del hockey hierba. 

El conjunto visitante salió con mayor ambición y controló la posesión en los primeros minutos de juego. El Benalmádena no tenía las cosas claras, cometiendo muchos fallos en los pases. Sin embargo, en el ecuador del primer cuarto consiguió salir de la presión y acercarse al área rival.

Con el cambio de cuarto se vio a un Benalmádena más fuerte en la presión, creando ocasiones claras que provocaron que la Real Sociedad tuviese cada vez más dificultad para elaborar sus ataques.

Al volver del descanso, los madrileños volvieron a arremeter en la portería local, consiguiendo adelantarse en el marcador tras un gol de desvío de Alejandro Álvarez luego de lanzar un penalti córner (0-1).

La reacción de los benalmadenses llegó tres minutos después, cuando Antonio Ruiz transformó un penalti córner a favor (1-1). Este gol empujó más a los locales, que siguieron insistiendo. En el minuto 48, Kino Sánchez-Cerrudo sacó un córner desde la banda izquierda, asociándose con Mario Kools para que este le devolviera la bola, remontando con ella hasta la línea de fondo y tirando con habilidad para colocar el 2-1 a favor del Benalmádena.

Tras este tanto, los costasoleños supieron sufrir ante el asedio de la Real Sociedad, consiguiendo tres puntos que suponen la permanencia matemática en la División de Honor B para la próxima temporada. El Benalmádena podrá disputar el último partido de liga con tranquilidad, que se disputará el próximo domingo (11.00 horas) ante la SPV Complutense.