El Marbella no baja el pistón. Anoche se anotó su tercer triunfo seguido, en otras tantas jornadas de segunda fase, para poner pie y medio en su pugna por evitar un segundo descenso en esta atípica temporada de reajustes en las categorías del fútbol base nacional. Enfrente un Lorca Deportiva que no se lo puso fácil.

Los blanquillos tardaron algo más de media hora en romper la igualdad inicial, pese a su condición de favoritos. Fue por medio de un Chumbi que llegó como la gran esperanza del mercado invernal y del que se espera aún bastante. No obstante, la alegría le duró poco a la parroquia marbellí. Sólo tardaron dos minutos en empatar los murcianos. El duelo alcanzó con tablas los últimos diez minutos. Pero entonces emergió la figura de un Álex Bernal en estado de gracia para atar los tres puntos.

El choque aún tenía que deparar alguna emoción más. Así, con tres minutos superados de descuento, el colegiado extremeño Jairo Muñoz García expulsaba con roja directa al ariete local Óscar García. Apenas restaba tiempo para más. El cuadro marbellí suma ya nueve de nueve en esta nueva fase que debe servirle para no sufrir un mayor descalabro tras no poder engancharse ni siquiera a la permanencia en la tercera categoría del fútbol español.