La segunda jornada del Campeonato de Andalucía Júnior de baloncesto deparó tres victorias para los equipos malagueños y una única derrota, del CB El Palo femenino, que ya no tiene opciones de pasar a cuartos de final.

En categoría masculina, el Unicaja de Antonio Herrera volvió a imponerse con rotundidad, 46-101, al Fundación Granada. Los verdes, que pasarán a cuartos como primeros de grupo, no dieron ninguna opción a los granadinos. Los máximos anotadores fueron Daniil Shelist y Pierre Sene, ambos con 14 puntos. Hoy cerrarán su participación jugando frente a Cordobasket, con el dato curioso de que el entrenador de los cordobeses es el padre del base cajista Rafa Santos.

El otro equipo malagueño en la cita masculina de Mijas, el CB Alhaurín de la Torre, dio un paso de gigante camino de los cuartos de final al ganar 60-75 a GmasB. El máximo anotador de los malagueños fue Pablo Ávalos, con 23 puntos. El mejor del partido, con 31 de valoración, fue Victory, con 17 puntos y 22 rebotes. Los alahurinos juegan este jueves su último partido del grupo contra Roquetas (Almería). A los dirigidos por Valentín Robles les vale ganar o perder por 11 puntos o menos para colarse en cuartos de final.

En categoría femenina, en la cita que se celebra en San Fernando (Cádiz), nuevo triunfo rotundo del Unicaja de Ale García. Las cajistas ganaron con mucha solvencia, 82-25, al Náutico de Sevilla. Aportación muy regular de todo el equipo, con cinco jugadoras entre los 10 y los 11 puntos anotados. La más valorada fue Elena González, con 8 puntos y 8 rebotes, para 18 de valoración.

El último partido de la jornada para los equipos malagueños fue el del CB El Palo, que jugó ante las anfitrionas del SD Candray. Tras ir ganando los tres primeros cuartos, un mal final de partido condenó a las malagueñas a una derrota 51-59, que les apea de la lucha por pasar a cuartos de final. Las máximas anotadoras de las naranjas fueron Marina Perdiguero, con 11 puntos y Gema Camas, con 10. En este partido hubo otro dato anecdótico, como fue la presencia como técnico asistente del equipo gaditano de la paleña Cris Bazalo, que tras toda una vida como jugadora y entrenadora en el cuadro naranja, ahora forma parte del club de San Fernando, ya que cursa sus estudios universitarios en Cádiz.