No habrá público en las gradas del Sport hall SD Tresnjevka el próximo sábado día 8 cuando el Rincón Fertilidad visite la pista del Lokomotiv de Zagreb para disputar el partido de vuelta de la finalísima de la EHF European Cup que arranca este sábado, a las 19 horas, en Ciudad Jardín.

La situación de la pandemia en el país balcánico impide que pueda jugarse el partido con aficionados en las gradas, por lo que, salvo giro radical de la situación en estos próximos días, las "panteras" no tendrán que sufrir ninguna presión ambiental en el partido que decidirá el título continental.

Ciudad Jardín sí contará este sábado con casi 400 aficionados que podrán ver en directo la final. La mejoría en la situación de la pandemia en España y, en Andalucía en particular, posibilita que la Junta permita que se cubra un porcentaje de los asientos del vetusto e histórico pabellón malagueño. 

El Lokomotiv ha valorado también en los últimos días la opción de poder contar con un tanto por ciento del aforo de su pabellón para el vital partido europeo del sábado 8, pero las restricciones sanitarias son muy tajantes en Croacia, país en el que la Liga de balonmano lleva varias semanas parada y los acontecimientos deportivos de cualquier tipo se están jugando a puerta cerrada en estadios, polideportivos y pabellones.

Así las cosas, en el partido de vuelta de la final de la EHF European Cup, solo podrán entrar en el Sport hall SD Tresnjevka, además de las protagonistas del partido, los representantes de la EHF, los operarios encargados del pabellón croata, la prensa y una pequeña delegación de cada uno de los dos clubes presentes en la finalísima continental.