No pudo ser. Como ocurriera en 2019, Alejandro Davidovich cayó en las semifinales del torneo de Estoril y vuelve a quedarse a solo un paso de meterse en su primera final de un torneo del circuito profesional. Su verdugo fue Albert Ramos, quien no tuvo piedad del malagueño y en un primer set sin historia y otro remontando, lograba un 6-1 y 6-4 que le daba acceso a la final de la cita portuguesa, la segunda de la temporada para el barcelonés.

Tras un inicio dubitativo por parte de ambos jugadores, con los dos primeros saques, rotos por el rival, Ramos mantenía su servicio y lograba otro break para ponerse 4-1 después de mantener su saque. A partir de ahí, la resistencia de Davidovich se desvanecía y Ramos, con el mayor número de victorias sobre tierra en lo que va de 2021, se llevaba el primer set por 6-1 en algo más de media hora de encuentro.

El segundo set se iniciaba con el tenista malagueño consiguiendo por fin mantener su servicio y logrando un break en el cuarto juego que le colocaba con 3-1 y el saque para 4-1, pero Ramos demostraba su gran nivel sobre arcilla en esta temporada y con dos breaks consecutivos le daba la vuelta a la segunda manga para lograr un 6-4 que le metía en la final del torneo portugués. Su rival será el británico Cameron Norrie, que en la primera semifinal se deshacía del croata Marin Cilic por 7-6 y 7-5.

Davidovich repite, como en 2019, las semifinales en Estoril donde está su techo en el circuito profesional y ahora afrontará el Masters de Madrid a inicios de semana, donde se enfrentará en primera ronda a un jugador procedente de la previa.