Misión cumplida. El CB Marbella de Rafa Piña consiguió su pase a cuartos de final de la fase de ascenso a la Liga LEB Oro tras aguantar en el partido de vuelta ante Albacete Basket la renta de 22 puntos que llevaba del encuentro en el Carlos Cabezas.

Los costasoleños tuvieron un inicio dubitativo en el que encajaron un rápido parcial de 7-0, pero reaccionaron con dos triples de David Knudsen para ponerle cordura a la situación.

Desde entonces, controló el marcador un conjunto azulón que no vio peligrar la eliminatoria en ningún momento gracias al buen hacer de Adri Fuentes en la dirección y de Devin Wright en la pintura, quien sin suerte al principio, acabó entonándose para ser de los mejores en la faceta ofensiva en el global del partido.

Al descanso, el Albacete Basket veía que sus opciones de remontada se iban poco a poco. Ganaba el CB Marbella por cuatro puntos (39-43) y las sensaciones azulonas eran muy positivas.

Tenía que salir como un ciclón el conjunto manchego para tener un mínimo de esperanza, pero cuando conseguía una renta de ocho puntos, llegaba Marbella con su acierto exterior e igualaba la cosa (52-49).

Así, al último periodo se llegó con 6 de ventaja para los locales, 55-49, y en diez minutos no parecía que Albacete pudiera asestar el golpe que necesitaba para acercarse a la veintena de puntos, pero por mucho que lo intentó con orgullo y con un público entregado no pudo.

Al final, victoria local por 74-68, pero el CB Marbella es el que se cuela en los cuartos de final por el ascenso.