De derbi en derbi. El BeSoccer CD UMA Antequera visita hoy a partir de las 19 horas la cancha del Real Betis FS, al que ha podido derrotar en dos ocasiones este curso. Los béticos afrontan este envite andaluz con un menor desgaste físico que los antequeranos, al no haber disputado la última jornada por casos positivos de coronavirus en el Pescados Rubén Burela.

Manuel Luiggi Carrasco «Moli» solo va a contar con un entrenamiento previo debido a la cercanía de compromisos en el calendario con el del pasado sábado ante el Jaén y a Lla necesidad de dosificar a los jugadores en un mes de mayo muy cargado. La temporada del cuadro bético está siendo para destacar. Un recién ascendido capaz de adaptarse a la exigencia de Primera División y adentrarse en la pugna por conservar la octava plaza en la clasificación que le daría derecho a participar en el play-off por el campeonato.

Ganar es el premio al que aspira el plantel verde. La última alegría deportiva queda ya muy lejos. El objetivo se complica por la falta de esa victoria que se resiste y se espera conseguir en Sevilla este martes. «No estamos en el mejor momento de juego y, sobre todo, en resultados. Si con Betis vemos una posibilidad de ganar y seguir con la ilusión de que los números te digan que todavía no estás descendido, lo vamos a intentar. Sabemos que es difícil, porque está en un momento muy bueno y en su pista está sacando grandes marcadores. Un equipo al que conocemos, una rivalidad regional en la que puede ocurrir de todo, pero allí tenemos que salir a por todas. Si perdemos en casa, debemos ir fuera a intentar vencer. Betis se está jugando meterse entre los ocho primeros para el play-off final por el título», puntualiza el preparador malagueño.

Durante los últimos años, en Segunda División, la batalla entre verdiblancos y universitarios dejó grandes reseñas de un fútbol sala de nivel marcado por la igualdad de dos escuadras que peleaban por alcanzar la élite. En esta campaña 2020/2021 se midieron por primera vez en el escalón competitivo más alto a nivel nacional. En la Ciudad de Los Dólmenes, Álex Fuentes firmó el triunfo con un gol a falta de 10 segundos (2-1) y se repitió también en los octavos de final de la Copa del Rey.

Estas dos citas más recientes las recuerda Moli advirtiendo que ahora el contexto es distinto. «Cada partido es una historia diferente. Estábamos, en aquellos duelos, en un momento bonito y dulce de resultados, pero ahora no. Betis está bien y nosotros decaídos. Puede ocurrir de todo. Hemos tenido buenos marcadores con este rival ganando por la mínima, aunque nos espera con uñas y dientes», finalizó.