El Marbella FC recibe hoy a las 20.00 horas al Recreativo de Granada. Este enfrentamiento directo por eludir un segundo descenso, después de que ambas escuadras hayan caído a la cuarta categoría del fútbol nacional, les permite depender a unos y otros depender de sí mismos de cara a las dos últimas jornadas de la fase.

Será un encuentro apasionante, a modo de la primera de las tres finales que restan en tan atípica temporada. Los costasoleños vienen de sumar dos derrotas consecutivas, en sendos desplazamientos a El Ejido y Yecla, tras haber saldado los tres primeros partidos de esta segunda fase de la competición con nueve puntos en su casillero. En la primera vuelta de esta fase, el cuadro marbellí derrotó precisamente a domicilio al filial nazarí. Fue gracias a un solitario tanto de Eliseo cuando el choque se acercaba al descanso.

Para cambiar el rumbo de los dos partidos más recientes, el club blanquillo se ha conjurado para agotar las 800 plazas (65% del aforo) que ha ofertado en las gradas del Lorenzo Cuevas. Hoy mismo se podrán adquirir las entradas en horario de cinco a siete en el propio estadio, a un precio de diez euros para adultos, cinco para menores de 5 a 12 años y sin coste para niños de hasta 5 años.

El encuentro será dirigido por el colegiado catalán Brull Acerete y podrá suponer el regreso de Esteban Granero, tras cumplir un partido de sanción, mientras que ha causado baja indefinida Gustavo Quezada. El ecuatoriano sufrió una lesión ante El Ejido 2012 y las pruebas médicas posteriores han determinado que tiene afectado el ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha. De esta forma, Abraham García no podrá disponer del jugador en estos tres últimos compromisos ligueros.

El rival del cuadro marbellí llega en su peor momento dentro de esta segunda fase. Llegaba a la misma como líder, porque se arrastraban los puntos de la primera y había sido el mejor entre todos los equipos que cayeron a este grupo por la permanencia. Sin embargo, no ha logrado sumar los tres puntos desde su visita del 18 de abril al Nuevo Colombino de Huelva. Tras derrotar al Recreativo cayó en el duelo de filiales por la mínima, gracias al gol que como visitante le endosaba Las Palmas Atlético.

Y aún fue más inesperado el empate del pasado fin semana contra el colista de la clasificación, el CD Marino, al que el Marbella había doblegado con mucha facilitad en la primera vuelta. Los insulares visitaban el feudo granadinista con el segundo descenso ya certificado y sin presión, con lo que arañaron un sorprendente empate a uno.

A pesar de ambos traspiés, que se han producido justo cuando el Marbella FC tampoco ha sido capaz de puntuar, el Recreativo de Granada confía en poder recuperar la sonrisa con la vuelta de jugadores como Torrente. El central no jugó contra el Marino por acumulación de tarjetas. Quienes no podrán saltar esta tarde al césped del Lorenzo Cuevas son Lin y Dani Villa.

El técnico nazarí, Rubén Torrecilla, reconocía que las tablas del pasado fin de semana resultaron muy inesperadas: «Porque queríamos ganar para dar un paso importante en la clasificación», argumentó. Pero tampoco esperaba el Marbella FC no poder sacar nada positivo del estadio de Santo Domingo, tras haberse impuesto en la primera vuelta con solvencia ante el cuadro ejidense.

Abraham García alegaba por su parte, en la previa de este duelo tan trascendental, que el único objetivo es el de cortar la racha de estas dos últimas jornadas lejos de Marbella: «En casa, con la gente, con nuestro entorno y teniendo las ideas claras podemos sumar los tres puntos».