Misión cumplida. El Trops Málaga jugará la próxima campaña en la División de Honor Plata –su tercera participación en su corta historia–, tras confirmar la permanencia de forma matemática tres jornadas antes de que acabe la competición, al tumbar en Barcelona al Sant Martí Adrianenc, al que ganó por 28-30.

Aunque al cuadro malagueño le bastaba el empate en este envite en tierras catalanas para lograr el objetivo, finalmente, el Trops, que sufrió las bajas de hombres importantes, como el portero Oliva y los jugadores de pista Vidal y Artés, consiguió sumar los dos puntos en juego y, de esta forma, se asegura su estancia, una campaña más, en la segunda categoría del balonmano nacional.