María de Valdés sigue mostrando su buen momento en el Europeo de Budapest. Dio un primer zarpazo acabando octava la final de los 800 libres y este jueves, en su prueba favorita, los 1.500, logró colarse en la finalísima. De Valdés demostró su buena preparación para el preolímpico de aguas abiertas que disputará dentro de pocas semanas y mejoró su marca personal con 16:16.21, que fue la cuarta de cara a la final.

"Ha sido una carrera rápida, me he tirado como si fuese una final para poder clasificarme", explicó en declaraciones recogidas por la Federación Española. "Me estoy encontrando bastante bien y me va ayudar para seguir preparando el Preolímpico", aseguró la nadadora malagueña.

La fuengiroleña fue capaz de mejorar su marca persona aprovechando una serie muy rápida que colocó a seis mujeres de las que compartieron piscina con ella en la finalísima.

Este viernes, a las 18:00 horas, tendrá lugar la final en la que la costasoleña peleará por rebajar todavía más su plusmarca personal y acercarse a los puestos de privilegio.

Tras esta prueba, el domingo De Valdés competirá en los 400 libres. Las eliminatorias serán por la mañana y las 8 mejores lucharán por las medallas por la tarde.