El Pabellón Fernando Argüelles acoge un nuevo reto para el BeSoccer UMA Antequera este jueves 27 de mayo a las 20.00 horas. El conjunto malagueño recibe al Pescados Rubén Burela FS casi sin tiempo para recuperarse de su visita al Palau Blaugrana la pasada jornada. Los tres puntos son transcendentales para el conjunto visitante, que busca la salvación en los dos últimos encuentros de la fase regular. Lo gallegos aun tienen opciones matemáticas de mantenerse en Primera División, algo que no ocurre con el equipo antequerano, que jugará en la segunda categoría la próxima temporada. 

Burela tampoco llega en la mejores condiciones a este choque, si los malagueños apenas han tenido tiempo para recuperarse del viaje a Barcelona, lo gallegos han vivido una autentica odisea este mes de mayo. A principios de mes salieron de un confinamiento a causa de varios positivos por coronavirus, teniendo que afrontar un calendario sin tregua, con siete encuentros seguidos. El conjunto de Sito Rivera tiene desde entonces un saldo de dos victorias, un empate y una derrota, lo que los mantiene en la lucha por la permanencia. El duelo directo de la primera vuelta entre Burela y Antequera terminó con un marcador de 4 a 7 a favor de los malagueños. 

Manuel Luiggi Carrasco “Moli” ha indicado que van a continuar siendo fieles a sus valores y estilo de juego, siendo honesto y saliendo a por el triunfo. “Ya una vez que sabemos la clasificación que tenemos y que estamos descendidos, hay ganas de acabar, pero es un partido más para disfrutar e intentar ganar y marca la diferencia de puntos con los otros años en los que bajamos de categoría. Nos enfrentamos a un Burela que viene necesitado de puntos y, al final, podemos convertirnos en el juez de la Liga”

Asimismo, el técnico se ha acordado de los seguidores del equipo. “La afición se merece otra alegría porque le hemos quitado la posibilidad de ver la mejor Liga del mundo en el Argüelles. Tenemos que intentar sumar puntos y, más bien, por los chicos. Hemos descendido y se te queda un mal sabor de boca al pensar que si hubiésemos hecho los deberes en determinados partidos, otros que se nos han ido en los primeros minutos de muchos goles; en definitiva, son experiencias que se van cogiendo y madurez que espero que nos sirva para otras temporadas”.