La karateca malagueña María Torres ha dicho adiós al sueño olímpico de Tokio de la manera más inesperada. Vencía en el último segundo su combate frente a la representante de Kosovo y un Ippon calificado como "dudoso" por la propia Federación Española le dio la vuelta al marcador.

De esta forma, Damián Quintero será el único olímpico en un deporte que debuta en el programa oficial, si bien es cierto que no podrá tener continuidad en París 2024. Este último factor pesaba sobre la expedición española que apuraba los últimos billetes para Tokio 2020 en el preolímpico de este fin de semana

Torres buscaba este domingo una de las tres plazas en juego en la modalidad de kumite de +61 kilos. Las expectativas eran máximas, porque la malagueña había brillado en la Premier League de Lisboa, donde únicamente fue superada por la turca Meltem Hocaoglu, actual número uno del ranking internacional y ya con billete para desplazarse el mes próximo a tierras niponas.