El Costa del Sol Málaga da otro paso clave en la construcción de la plantilla de la próxima temporada. En ella estará Estela Doiro, que cumplirá su tercera campaña en el club malagueño tras salir del Atlético Guardés. Una pieza clave para Suso Gallardo en una primera línea desequilibrante que formó con Espe López y Silvia Arderius. Un movimiento estratégico para seguir contando con una de las mejores centrales de la Liga Guerreras Iberdrola.

«Ha sido una temporada muy buena, muy bonita, inigualable. Hemos conseguido tres títulos muy importantes para el club y para mí», explica la gallega.

Además, durante el pasado curso Estela Doiro consiguió levantar un trofeo con mucho significado para ella: «No podría quedarme con uno, fueron momentos muy bonitos los que hemos vivido en tres competiciones muy diferentes. Si me tuviera que quedar con alguno quizá con la Copa de la Reina porque es un torneo muy especial para mí, venía con la espinita del Guardés y le tenía muchas ganas. Empezar de esa manera fue muy bonito».

La jugadora gallega, que ha ganado todas las competiciones en España, está preparada para el nivel de exigencia que ahora tendrá el Costa del Sol Málaga, a sabiendas que el listón está muy pero que muy alto después de la grandísima campaña que han hecho las jugadoras de Suso Gallardo en estos últimos meses. «Seguir la línea que lleva el club para alcanzar nuevos objetivos. Este año conseguimos tres títulos, el año que viene será complicado, pero intentaremos luchar y pelear por ilusionar a la gente y estar en los puestos de arriba», afirma la internacional, que profundiza: «Cuando acostumbras a la gente a títulos pues te exigen más, esperan más del equipo. Cada temporada es un mundo, es diferente, el resto también se preparará. Nosotras tenemos que ir con la máxima ilusión, con la mayor de las ganas para ir a por todas».