Parece que no iba a llegar nunca, pero los Juegos de Tokio 2020 comienzan en menos de una semana. Un largo camino, pandemia mediante, que han recorrido miles y miles de atletas de todo el mundo. Ponemos el ojo en los nuestros, en los más cercanos, en Sole, Marta, Azahara, Paula, Alejandro y Damián, los malagueños que han conseguido su plaza para unos Juegos Olímpicos que serán únicos en la historia del deporte.

Kárate

Empezando por el final, porque es quien más tarde compite, tenemos que hablar de Damián. El kárate hace su debut en los Juegos Olímpicos de Japón para, si no hay cambios y nadie en el Comité Olímpico Internacional lo remedia, desaparecer del calendario olímpico ya en los Juegos de París 2024. Con este panorama, decir que la de Tokio es una oportunidad única para Damián Quintero Capdevila (37 años) es más que una obviedad... El malagueño llega al país nipón como favorito, número uno del ranking mundial y solo con la espina del último Europeo en el que cayó ante el turco Ali Sofuoglu. En el Nippon Budokan de Tokio, sede del kárate en los Juegos, sin público pero ‘territorio hostil’ por la presencia entre los favoritos del local Ryo Kiyuna, Quintero tratará de traerse para España y para Málaga una medalla que ya muchos creen segura... Ojalá.

Azahara Muñoz, durante los Juegos de Río 2016. Stan Badz-PGATOUR-IGF

Golf

También los últimos días de los -Juegos pisará el verde césped del club de campo de Kasumigaseki Azahara Muñoz Guijarro (33 años). Habitual del circuito de golf norteamericano y con dos Solheim Cup en su palmarés, serán sus segundos Juegos Olímpicos tras su presencia en la cita de 2016 en Río de Janeiro. En Brasil, Azahara concluyó en 21ª posición, por delante de la otra integrante del equipo español, Carlota Ciganda (39ª) que también repetirá en estos Juegos. El objetivo de la malagueña está claro: mejorar la actuación de Río 2016 y llegar con opciones de diploma al 7 de agosto, último día de una competición en la que estarán la coreana Inbee Park, ganadora del oro en los Juegos Olímpicos de 2016 y, curiosidad, la estadounidense Nelly Korda, hija del tenista checo Petr Korda, ganador del Abierto de Australia de 1998.

Paula Ruiz, en la piscina de Inacua. L. O.

Natación en aguas abiertas

A mediados de junio, nos encontrábamos con una particular situación en el preolímpico de Portugal de natación en aguas abiertas, en el que dos malagueñas se jugaban estar o no en Tokio este verano. Si clasificaban entre las quince mejores de la prueba, Paula Ruiz, María de Valdés o ninguna de las dos, estaría en Japón. En Setúbal, la moneda salió Paula. La joven nadadora del Club Natación Inacua acabó la prueba en segunda posición con un tiempo de 2h01:57 y lograba la única plaza en juego para España mientras que De Valdés realizaba también un gran papel acabando en sexta posición. Serán los primeros Juegos Olímpicos de Paula Ruiz Bravo (22 años), que llegará al parque marino de Odaiba el 4 de agosto con muy buenas sensaciones ya que además de su segundo puesto en el preolímpico, Ruiz fue cuarta en el Europeo de Budapest de finales de mayo y, en su última competición previa a los Juegos, cosechaba nada menos que seis medallas en el campeonato Andaluz de Verano de Jaén: cuatro medallas de oro (1500, 800, 400 y 4 x 200l) y dos medallas de bronce (200 l y 4 x 100l) en piscina pero que dan a entender el nivel de la malagueña, que peleará durante diez kilómetros en aguas niponas con otras 24 nadadoras en busca del diploma olímpico o quién sabe si algo más pesado.

Alejandro Davidovich, entrenando en la Rafa Nadal Academy. Rafa Nadal Academy

Tenis

Si hay un deportista que ha peleado semana tras semana su presencia en los Juegos Olímpicos de Tokio, ese ha sido Alejandro Davidovich. Con un notable final de temporada en 2020, ‘Foki’ ha ido encadenando grandes actuaciones durante toda la temporada en este 2021, fundamentalmente en los torneos de tierra batida, para conseguir ser la cuarta raqueta española en la cita olímpica de este verano. Serán Pablo Carreño, Pablo Andújar, Roberto Carballés... y Alejandro Davidovich Fokina (22 años) los que representen a nuestro país en Japón en el torneo masculino de tenis que se disputará en el parque de tenis de Ariake desde el 24 de julio y hasta el 1 de agosto. Además, Davidovich competirá en el torneo individual y en el de dobles formando pareja con el asturiano Pablo Carreño. Todo un reto para ambos, y es que quizá les suenen los nombres de los actuales campeones olímpicos del dobles masculino de tenis: Marc López y un tal Rafael Nadal Parera. Precisamente con el campeonísimo español, también ganador del oro olímpico individual en Pekín 2008 y que anunciaba hace algunas semanas su renuncia a estar en los Juegos, se ha estado entrenando Alejandro Davidovich estos últimos días en Mallorca, adaptándose a la pista dura sobre la que se disputará el torneo olímpico y en unas condiciones ambientales parecidas.

Es bastante complicado hacer una predicción de hasta dónde puede llegar Davidovich en su primera participación olímpica después de que iniciara la temporada ganando apenas un par de partidos en los torneos sobre cemento de Dubai, Marsella, Rotterdam o Montpellier (donde sí alcanzaba los cuartos de final) hasta el inicio de la temporada de tierra batida, donde solo tuvo el borrón de caer en la primera ronda del Conde de Godó. El resto, memorable: cuartos de final del Masters de Roma, eliminado por Stefanos Tsitsipas; semifinales de Estoril, donde cayó con Albert Ramos; peleó su partido de segunda ronda del Masters de Madrid ante el número 3 del mundo, Daniel Medveded; octavos de final del Masters de Roma, cayendo con nada menos que Novak Djokovic y, finalmente, Roland Garros: cuartos de final ante Alexander Zverev en la semana en la que cumplía años y, de paso, confirmaba su presencia en Japón tras acumular puntos suficientes para subir en el ranking ATP hasta el puesto 35. Sin embargo, el final de la temporada de Davidovich ha tenido el amargor de la hierba de Wimbledon, donde caía en primera ronda tras ir venciendo por dos sets a cero... ¿Qué pasará en un torneo de Tokio en el que habrá una lista de notables ausencias como las de Roger Federer, Dominic Thiem, Denis Shapovalov, Roberto Bautista, Casper Ruud, Juan Martín del Potro (plata en Río 2016), Nick Kyrgios y el ya mencionado Nadal? ¿Dejará Djokovic margen a la sorpresa?

Las jugadoras de balonmano malagueñas Sole ý Marta López posan para La Opinión. Álex Zea

Balonmano femenino

Las ‘Guerreras’ del balonmano contarán entre sus filas con dos jugadoras de nuestra provincia. Ambas extremos, ambas López, estarán a las órdenes de Carlos Viver en un campeonato en el que España aspira a mejorar la actuación de Río 2016, donde Francia la dejó sin opciones de luchar por una medalla que sí se consiguió en Londres 2021: la de bronce. En ambas citas olímpicas estuvo Marta López Herrero (31 años), la extremo derecho del Râmnicu Vâlcea de Rumanía que en este verano de 2021 vivirá nada menos que sus terceros Juegos Olímpicos, en los que espera tener mayor protagonismo que en los dos anteriores. Sí serán los primeros Juegos de la otra López malagueña de las ‘Guerreras’: Sole López Jiménez (29 años), una de las líderes del equipo de moda en el balonmano nacional y quizá europeo, el Rincón Fertilidad Málaga (desde la próxima temporada Málaga Costa del Sol) que ha logrado nada menos que tres títulos en nueve meses: la Copa de la Reina, la Supercopa de España y, el pasado mes de mayo, la EHF European Cup. Colgarse una medalla en agosto sería cerrar un año de ensueño para el balonmano malagueño... a por ella.

Los 'otros malagueños'

Además de los seis malagueños antes mencionados, otros deportistas vinculados a con nuestra tierra estarán en los Juegos Olímpicos de Tokio. Es el caso de la portera del renombrado Rincón Fertilidad Málaga Merche Castellanos. La manchega de 32 años, titularísima en el equipo de Suso Gallardo ha sido clave en los éxitos del equipo malagueño de los últimos meses, en los que ha logrado los mencionados tres títulos de la Supercopa, la Copa de la Reina y la EHF European Cup. Su presencia en la lista de ‘Guerreras’ de Carlos Viver es otro premio más al excepcional momento que vive el balonmano femenino malagueño.

Y de Carranque al Carpena, por que el otro jugador no malagueño que compite en la ciudad, el guipuzcoano del Unicaja Darío Brizuela (26 años), tiene muchas papeletas para acabar viajando a Japón con la selección nacional española de baloncesto que dirige el italiano Sergio Scariolo, con un glorioso pasado verde Unicaja. El escolta ha disputado los encuentros preparatorios de la ÑBA aportando buenos minutos y esta misma madrugada estará en Las Vegas para disputar otro partido amistoso nada menos que contra el combinado estadounidense. De su actuación ahí y de la evolución de Juancho Hernangómez (lesionado precisamente en el partido ante Francia disputado en Málaga) dependerá que el jugador de Unicaja esté o no en los Juegos de Tokio 2020 que están a punto de empezar.