El Costa del Sol Málaga (antiguo Rincón Fertilidad) busca de manera insistente desde hoy incorporar al menos una jugadora más de primera línea, que venga a paliar la baja de María Pérez, lesionada este pasado fin de semana en el Torneo de Elche. También está lesionada en su rodilla Rocío Rojas, lo que provoca que la necesidad de fichar sea todavía mayor para el cuadro entrenado por Suso Gallardo.

Pérez sufrió una grave lesión de rodilla el pasado sábado durante el partido amistoso que las "panteras" jugaron frente al Rocasa Gran Canaria en tierras ilicitanas. Tras las pruebas a las que ha sido sometida, la central malagueña padece una rotura del ligamento interno, del ligamento cruzado y del menisco externo de la rodilla izquierda que le dejará fuera de las pistas casi toda la presente temporada. La baja de Pérez es especialmente importante para la rotación de Suso Gallardo si tenemos en cuenta que María es el primer recambio habitual para la primera línea titular de las tricampeonas de Copa, Supercopa y EHF European Cup formada por Estela Doiro, Silvia Arderius y Espe López.

Ya durante todo el verano, el club ha estado peinando el mercado buscando una jugadora más para esa demarcación de la pista. Desde que acabó la pasada campaña, se consideraba que era la posición más "coja" en la plantilla, un problema que ahora, sin María, se vuelve ya casi "insoportable" para el técnico malagueño.

El caso de Rocío Rojas es menos grave. La churriega también andaba pendiente de exámenes médicos después de no poder estar disponible por molestias en la rodilla derecha tras un golpe en un entrenamiento en Ciudad Jardín. Las pruebas han dictaminado que padece una rotura parcial del ligamento cruzado de su rodilla, aunque necesita de más pruebas para su total confirmación. La también primera línea estará de baja temporalmente hasta que se sepa con certeza qué lesión tiene. Dos ausencias, en definitiva, que hacen daño en la rotación del equipo malagueño.

Gallardo y la presidenta Pepa Moreno han buscado durante las últimas semanas, sin éxito, una lateral, diestra o zurda, con gran presencia física, buen lanzamiento y capacidad para ayudar en defensa. Se ha contactado con varias jugadoras, con alguna incluso hubo negociaciones avanzadas y otra se ha estado entrenando durante unos días esta pretemporada con las "panteras", pero por unas cosas u otras no ha habido acuerdo definitivo con ninguna de ellas.

Ahora, con el inminente arranque de la Liga Guerreras Iberdrola, fichar se convierte en una necesidad absoluta para las malagueñas. El Costa del Sol necesita, como mínimo, un refuerzo para ser el equipo competitivo que "enamoró" a Málaga, España y Europa el pasado curso.

El mercado está muy limitado y la tarea no es fácil. El club sopesa todas las opciones posibles, nacionales e internacionales. No hay mucho dónde elegir, pero la urgencia es máxima porque la jugadora que venga tendrá poco tiempo para hacer pretemporada y también poco margen para acoplarse con el resto de jugadoras antes de que arranque la temporada de manera oficial.

El objetivo del Costa del Sol es encontrar esa "joya" y poder anunciar su incorporación en la próximas horas.