Ya está aquí la Liga Guerreras Iberdrola. El Costa del Sol Málaga empieza este sábado una nueva temporada en la élite nacional. Después de la mejor campaña de su historia, el listón está alto para las malagueñas, que llegan con una sonrisa y con ambición. Un duelo con el Zonzamas Cícar Lanzarote en casa abre la veda (20:00 horas) y en el que habrá público en Ciudad Jardín. Además, puede darse el debut de la brasileña Talita Alves, único fichaje del verano y en disposición para jugar sus primeros minutos de “pantera''.

Se ha levantado el ánimo tras el impacto tras los golpes con María Pérez y Rocío Rojas, que ya pasaron por el quirófano de manera satisfactoria. «Han sido dos mazazos muy duros. Los primeros días de esas lesiones, que además se produjeron prácticamente una detrás de otra, de forma fortuita y con mucha mala suerte, fue un golpe anímico duro. Pero el equipo ya se ha concienciado, ha cambiado el chip, sabe que tiene que currar y apretar más fuerte y tirar del carro. Estamos preparados para cumplir ese objetivo que son los dos puntos en casa», explica Suso Gallardo, que tiene mucho trabajo adelantado: «Añades cosas, pero llevas un bagaje que es más complicado cuando tienes que conjuntar una plantilla. Ahí sí tenemos eso a favor y esperemos que nos sirva para el inicio de liga».

A Málaga llega el Zonzamas, que se estrena en la categoría. «Un partido complicado. Es un recién ascendido que ha hecho siete u ocho fichajes de gente internacional y con experiencia en División de Honor. Un equipo que seguro que será aguerrido como todos los equipos canarios, con bastante físico. Pero espero que nosotras, y más en casa, saque a relucir su mejor juego, que defendamos y podamos correr», asegura el técnico malagueño, alegre por saber que contará con apoyo en la grada: «Es algo clave. Ya el año pasado lo notamos. Van a ser ese jugador número ocho que nos lleve en volandas en los partidos de casa que van a ser fundamentales este año».

Por su parte, Silvia Arderius cumple su segunda campaña en el Costa del Sol Málaga, a la que llega con hambre de competir. «Muchas. La pretemporada se hace larga, es el periodo que menos nos gusta a las jugadoras del año y tenemos ganas de entrar en faena y competir», reconoce la jugadora madrileña, que habla sobre cómo llega el equipo malagueño al debut: «Fue un golpe muy duro dos lesiones tan graves y además en la misma semana. La semana posterior fue bastante dura, los ánimos estaban muy bajos. Han pasado unos días, las chicas por suerte están operadas y empezando a recuperarse. Los ánimos han mejorado, hemos podido incorporar un fichaje que creo que también ha traído bastante ilusión al equipo porque era algo importante».

La filosofía está clara y permite partir ya de una muy buena base, un peldaño por encima de otros veranos. «Como no hemos cambiado con respecto al año pasado el juego está bastante mascado. Quizás hemos tenido dificultades en defensa y es un poco donde encontramos más incertidumbre. El año pasado nos pasó un poco igual en pretemporada y luego al empezar el equipo se transformó. Confío en ello. Somos jugadoras competitivas, yo creo en este equipo y ese puntillo más de nivel que das en los partidos se nota muchísimo», reflexiona la central, que analiza al Zonzamas Cícar Lanzarote: «Sobre todo porque es el primero. Tenemos pocas referencias de ellas. Sabes los resultados de pretemporada, que han hecho una buena. Pero esos resultados en la preparación engañan un poco, no sabes por donde te van a salir».

«Es otra historia jugar con público. Da mucho sentido a lo que hacemos, te ayudan cuando el partido está más complicado», dice Arderius, que termina: «Encantadas de que puedan volver a entrar. Nosotras el año pasado tuvimos público en los partidos importantes y se notó mucho». Los abonados podrán recoger sus carnets en la taquilla del pabellón, donde también habrá disponibles entradas para el partido.