La temporada liguera en el balonmano femenino está a punto de arrancar y el Costa del Sol Málaga inauguró ayer la campaña 21/22 con la presentación de la plantilla en la sede de Cerveza Victoria. Allí no pudieron estar todas las «panteras», pues María Pérez y Rocío Rojas acaban de iniciar su recuperación de sendas lesiones de rodilla, pero quien sí estuvo fue Talita Alves, la única incorporación por el momento en el mercado estival. Suso Gallardo, entrenador del equipo, atendió a La Opinión de Málaga antes de que la plantilla comience a competir.

¿Qué conclusiones saca Suso Gallardo de la pretemporada que acaba de finalizar?

Creo que hemos conseguido los objetivos que queríamos al principio de la pretemporada: llegar en un estado óptimo, cargar bien de cara a la Liga porque luego el calendario no te permite cargar demasiado físicamente al equipo para poder llegar en buena forma. Los resultados pasan a un segundo plano, lo importante es llegar al partido del sábado con opciones y con el trabajo bien hecho. Quitando esas lesiones que son mala suerte, llegamos en un estado correcto.

¿Esas bajas de Rocío Rojas y María Pérez han modificado los planes?

Sí, claro. Al final son dos activos del equipo, entraban muy bien en la rotación, son dos jóvenes con mucha proyección… eran dos jugadoras en las que confiábamos y creo que se demostró la temporada pasada. No nos gusta lamentarnos. Las operaciones quirúrgicas han salido bien, ahora toca apoyarlas para que se recuperen lo antes posible, pero tenemos que seguir hacia delante. Lo más importante es que entre todas apretemos y tiraremos de la cantera.

Tras el fichaje de Talita Alves, ¿el club está buscando a alguien más en el mercado?.

Ya hemos traído a Talita. No viene a suplir a nadie, era una jugadora que ya estaba en cartera. ¿Puede venir alguien? Si no viene a mejorar o a aportar una mejora de equipo, vamos a confiar en el equipo que tenemos abajo de jugadoras malagueñas de base, que nos darán un plus que no sabemos si nos dará un nuevo fichaje.

¿Qué puede aportar Talita?

Es una jugadora que tiene presencia física, mucho lanzamiento exterior, que es algo de lo que el equipo carecía porque tenemos una primera línea con menos centímetros y nos va a dar eso. Tiene experiencia y va a ser una sensación de la Liga en cuanto se adapte. Es un fichaje muy acertado. Estamos muy contentos con su incorporación, es una chica muy agradable, tiene mucha predisposición y ganas de trabajar.

Hay equipos que se han reforzado muy bien. ¿Ha aumentado el nivel de la Liga?

Sí, creo que la Liga Guerreras Iberdrola se ha igualado porque tanto los de abajo como los de arriba se igualan mucho con las incorporaciones y le da emoción y competitividad a la competición.

¿Cuáles son los objetivos del Costa del Sol Málaga para esta temporada?

Ser mejores cada día, ser competitivos en cada pista, en cada competición y llegar a mayo vivo en las competiciones. Si llegamos, tendremos nuestras opciones y a lo mejor pelear por otro título.

¿La Liga es una espina clavada para la plantilla, el entrenador y el club?

Creo que no, hablar de Liga es hablar de algo ficticio. La mejor clasificación en estos años ha sido ser cuarto. Optar a ser campeón de Liga es una quimera. No vamos a renunciar a nada, pero hablar de cualquier título, pero sobre todo de la Liga, que es una regularidad con 10 meses contra equipos que juegan de sábado a sábado y nosotros tenemos tres competiciones, sería una equivocación. Es cierto que es el único título que falta en España y ojalá lo podamos conseguir.

Un equipo recién ascendido, el actual campeón de Liga y el Rocasa Gran Canaria, que siempre aspira a todo. Un inicio duro de Liga Guerreras...

Totalmente. Es un equipo recién ascendido, pero ha tenido ocho o nueve incorporaciones nacionales de gente que ha jugado en División de Honor con muchas tablas. Luego vamos a casa del campeón y después el Rocasa. El calendario es el que es, nos adaptamos a lo que tenemos. Al final es todos contra todos y si quieres ganar tienes que competir. Quizás es mejor ahora que más tarde. Así lo asumimos y así lo afrontaremos.

Desaparece el nombre de Rincón Fertilidad y vuelve Costa del Sol Málaga, pero se mantiene el mismo espíritu de siempre, ¿no?

Al final es volver al inicio. Este club se llamaba Club Balonmano Femenino Costa del Sol. Volvemos a esos inicios. Agradecer a Manolo Rincón por todos los años de apoyo con Rincón Fertilidad y a Diputación de Málaga que siempre han estado y ahora como patrocinadores principales por el apoyo que nos ofrece.

Ha sido un verano en el que algunas jugadoras han competido a nivel internacional. ¿Qué ha sentido al ver a Sole López y Merche Castellanos en los Juegos?

Es un orgullo por ellas y por nosotros como club. Al final el sueño de un deportista es disputar unos Juegos Olímpicos, a lo mejor no han tenido la mejor participación posible, pero es un recuerdo para su vida deportiva y para todo el mundo. Para nosotros es un orgullo tener jugadoras ahí que vivan esa experiencia y que representen a nuestro equipo en competiciones importantes.

Vuelve el público. ¿Qué significa para la plantilla?

Es algo muy importante. Ya lo notamos en la parte final de Europa cuando con restricciones dejaron entrar a gente, pero son fundamentales. Los puntos de los partidos en casa se tienen que quedar aquí o en la eliminatoria que sea, tenemos que hacernos fuertes.

¿Está contento con el equipo?

Sí, más allá de las lesiones que fueron un golpe duro, pero al final esto es deporte. El equipo llega en un estado óptimo. Somos ambiciosas, un equipo alegre y no nos gusta poner excusas. Vamos a seguir trabajando como siempre para dar las máximas alegrías y llegar a lo más alto posible.