La VIII ‘MLK Tahermo & Trail’, llenó de luz y colorido la noche del sábado en el centro de Málaga. La carrera partió de la calle Alcazabilla, rodeó la Alcazaba y subió al monte Gibralfaro por La Coracha.

El objetivo de esta cita es promover la práctica regular de ejercicio físico entre la población más joven como medida de prevención del sedentarismo y la obesidad infantil, intentando concienciar y motivar mediante una carrera divertida y agradable, que reunió a casi medio millar de corredores.

El recorrido que afrontaron los participantes fue de 10 kilómetros. La prueba, que está incluida en el calendario de carreras populares de la federación, estuvo organizada por el Club Deportivo Chiprunning Trail y contó con la colaboración del Área de Deporte del Ayuntamiento de Málaga, la Federación Andaluza de Atletismo y La Opinión de Málaga.