El Pabellón El Limón no fue esta vez talismán para el Costa del Sol Málaga, que cedió ante el Rocasa Gran Canaria en un partido en el que las ideas y la gasolina les duraron a las locales solo 20 ó 25 minutos. Una derrota muy dura ante un rival que a día de hoy parece muy superior a las "panteras".

Después de una pasada temporada para enmarcar, este Costa del Sol Málaga ha perdido frescura. La primera línea no tiene la chispa del curso pasado, esta vez Merche Castellanos tampoco tuvo su mejor noche en portería, Talita Alves no fue el recurso necesario desde los 9 metros y las ausencias de las lesionadas María y Rocío en la rotación hicieron el resto para que el equipo no tuviera ninguna opción de sumar ante las canarias.

Es verdad que el Costa del Sol sigue siendo un equipo letal cuando corre, pero en el siete para siete le cuesta mucho. Y esta vez, sin un buen día en portería y sin una buena defensa, correr fue muy complicado. Casi imposible. Las de Gallardo aguantaron el tipo la primera mitad, pero jugaron horrible después del descanso y fueron un juguete en las manos de su rival, que le endosó casi 40 goles. Una burrada.

Los primeros minutos no hicieron presagiar lo que después fue el partido. Las "panteras" malagueñas arrancaron mucho más acertadas. Sole López, con 3 goles, lideró la buena salida de las locales, 6-2. Silvia Navarro tardó en entrar en el partido, pero su mejoría en la portería amarilla y los goles de Arinegua permitieron al Rocasa empatar el partido en el minuto 19, 10-10.

A pesar de llevar la iniciativa el Costa del Sol Málaga durante 28 minutos largos, un parcial 0-3 en el esprint final puso el marcador en 14-16 al llegar al descanso. Pareció demasiado castigo por lo visto en una primera parte en la que el equipo de Gallardo fue, eso sí, de más a menos.

La vuelta del intermedio fue ya un calvario. El Rocasa creció y creció con el paso de los minutos, al mismo tiempo que el Costa del Sol se empequeñeció ante un rival que le pasó por encima. Un parcial de 2-8 rompió el partido en los diez primeros minutos del segundo parcial, 16-24.

Ni Merche Castellanos ni Virgi Fernández fueron capaces de cerrar la portería. El equipo no pudo correr y el Rocasa se paseó sobre el parqué de El Limón. Los minutos finales fueron una agonía para las de casa, que llegaron a estar 14 abajo y que cerraron el partido con un doloroso +12 para ellas, 27-39.

Está claro que luchar por la Liga Guerreras Iberdrola no es el objetivo, pero sí debe ser competir con las mejores y estar cerca de ellas. Por ahora, las malagueñas suman 2 puntos de 6 posibles y están ya a 4 del liderato. Toca resetear y trabajar mucho. Hay buen entrenador y buena plantilla, algo corta, pero con talento para salir del bache. Ojalá...

FiCHA

Costa del Sol Málaga 27 (14+13): Merche Castellanos, Sole López (8), Estela Doiro (2), Silvia Arderius (4), Espe López (4), Paula García (1), Isa Medeiros (3) – siete inicial – Virginia Fernández, Sara Bravo (1), Laura Sánchez (1), Almudena Gutiérrez, Rocío Campigli (1), Talita Alves (2). 

Rocasa Gran Canaria 39 (16+23): Navarro (1), Falcón (1) Mbengue (5), González (1), Gomes (2), Spugnini (11), Risco (6) – siete inicial – Palomino, De Miguel, Gkatziou (5), Quevedo, Mizuki (1), Toledo, Pavlovic (6).

Árbitros: Raúl Oyarzun y Aritz Zaragueta (Colegio navarro). Excluyeron por las locales a Sole López, Rocío Campigli, Almudena Gutiérrez y Paula García; y por las visitantes a Mbengue y Risco. 

Parciales cada 5′: 5-2, 7-4, 9-6, 11-10, 14-13, 14-16 – descanso – 16-20, 16-22, 20-28, 23-32, 24,36, 27-39. 

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 3 de la fase regular de la Liga Guerreras Iberdrola disputado en el pabellón El Limón de Alhaurín de la Torre con público en las gradas.