Tras los anuncios sobre los fichajes y las renovaciones, ha llegado el turno de presentar las nuevas caras que formarán parte del actual CB Marbella. El Hotel San Cristóbal fue el lugar elegido para que Devin Wright y Federico Giarraffa valoraran su llegada a Málaga y las primeras semanas de trabajo en el Pabellón Carlos Cabezas.

Rafa Piña, el técnico marbellí, ha agradecido al pívot “su predisposición a volver a jugar con nosotros tras la temporada pasada. Sabíamos que un jugador de su calidad y su experiencia iba a tener novias durante el verano, pero las ha rechazado todas para escucharnos y renovar con nosotros”. Por su parte, sobre el argentino ha expresado que "en cuanto lo vimos sabíamos que encajaría en la idea de juego que tenemos. Con su representante ha sido muy sencillo entenderse, porque ambas partes queríamos llegar a un buen final”. Además, ha considerado que son dos jugadores que se ajustan a los jugadores que necesitan y que ahora el "equipo es más completo y vamos a ilusionar a la gente".

Devin Wright ha valorado su renovación como “algo positivo por todo lo que envuelve volver a jugar aquí. Estoy cerca de la familia, que es algo que me importa muchísimo, y el proyecto que me presentó Davor como director deportivo me gustó. Me dio mucha más confianza y por eso estoy aquí. Tengo mucha hambre de seguir jugando, el día que pierda esa ambición no jugaré más. Estoy muy feliz con el grupo que se ha formado”.  

Giarraffa se ha mostrado “muy ilusionado con esta etapa. Quería vivir una experiencia fuera de mi país y en cuanto llegó la oferta de Marbella solucioné una serie de cuestiones y me vine para acá. Creo que puedo aportarle mucho al equipo, sobre todo porque puedo descargar a los bases de las situaciones de subir el balón en determinados casos y así no se desgastan tanto. Rafa me pide intensidad, garra, y yo lo voy a dar todo por esta camiseta”. Ambos jugadores han coincidido además en que “el equipo tiene mimbres para volver a ilusionar a nuestra afición, el techo nos lo vamos a poner nosotros, nadie más”.