Duro envite el que le espera al Iberoquinoa Antequera este sábado a las 18:30 horas en el Fernando Argüelles, donde se disputa la sexta jornada de la Liga Sacyr Asobal con la visita del Fraikin BM. Granollers. Es un doble duelo el que afrontará el equipo antequerano, ya que no sólo juega este partido ante un durísimo rival como es el cuadro catalán, sino que debe jugar ante sí mismo. El primer reto de Lorenzo Ruiz y sus hombres será el de mejorar la imagen de las dos últimas jornadas.

Entra en las cuentas que el Iberoquinoa Antequera puede caer en esta temporada ante el Bidasoa Irún o en su visita a Cuenca, ya que son dos situaciones complicadas. Pero la imagen del equipo ha quedado lejos del rendimiento que está capacitado a dar y es necesaria una reacción, primero por el convencimiento propio y porque hay una máxima, quien quiera llevarse los dos puntos ante el cuadro verde deberá trabajar mucho los sesenta minutos. Es obligatorio tener una buena puesta en escena y no encontrarse con una amplia desventaja cuando apenas se ha disputado medio primer tiempo.

La empresa no será nada cómoda este sábado. En los últimos ocho años el Fraikin BM Granollers no se ha bajado de la sexta plaza en la clasificación de la Asobal. El cuadro catalán es uno de los grandes de la competición y llega además sin haber jugado su encuentro de esta jornada intersemanal, pues debía enfrentarse al Barça y se aplazó por compromiso europeo de los azulgranas. Con dos victorias y una derrota en las tres jornadas que ha disputado hasta la fecha, no puede permitirse más tropiezos y llegará a Antequera con la intención de hacer valer su vitola de favorito.

La reacción del Iberoquinoa Antequera debe llegar desde dentro y uno de sus jugadores, Luis Castro, tiene claro que debe empezar este mismo sábado. «Tras dos muy malos partidos, donde no hemos estado ni en ataque ni en defensa para nada, estoy seguro que el equipo va a hacer un buen papel. Vamos a seguir esforzándonos, trabajando día a día y seguro que el equipo va a reaccionar. Desde el mismo momento que acabamos en Cuenca empezamos a plantear el partido de este fin de semana, donde queremos hacer un buen papel, lo primero por nosotros y después por nuestra afición», señala el malagueño.

Para el primera línea, la clave será crecer en el rendimiento en ambas porterías para tener opciones ante los catalanes: «Para ganar a un equipo tan bueno como Granollers necesitamos hacer pequeños ajustes en defensa, siendo más contundente y fuertes, y en ataque tener mucho más claro lo que queremos hacer para tener mucho más orden en nuestro juego y lograr minimizar las pérdidas y tener las menos posibles».