El Trops Málaga dejó escapar el triunfo en su visita al feudo del Sant Quirze, donde empató (30-30) después de haber permanecido por delante en el tanteo hasta los últimos instantes. Fue un duelo que mantuvo controlado, pero cuyo resultado no fue capaz de atar y así firmó unas tablas que la afición local festejó como nunca.

El conjunto malagueño dio la cara y volvió a hacer gala de su solvencia ante un rival que, pese a ser un recién ascendido, no conoce la derrota en su cancha esta temporada. La primera parte comenzó con muchas imprecisiones por ambas partes.

Sin embargo, esta tónica varió a partir del minuto nueve. El Trops amarró la defensa y consiguió un parcial de 0-4. Desde entonces, el cuadro costasoleño se hizo con las riendas del encuentro, con el lateral brasileño Leonel brillando con luz propia.

El técnico visitante, Quino Soler, dio órdenes para que se jugara por los extremos, movimiento táctico que obtuvo sus frutos, tanto por el lado derecho como por el izquierdo. Así, al descanso, el Trops mantuvo una renta de dos dianas (14-16), aunque llegó a disfrutar de una renta de cuatro goles (10-14).

La segunda parte también se puso del lado malacitano. El Trops estaba haciendo un partido serio y se veía ganador del choque. Incluso, a falta de diez minutos para el final, los de la Costa del Sol ganaban por 22-27.

Sin embargo, cuando parecía que los dos puntos viajarían para Málaga, llegó la remontada del Sant Quirze. Una vez más, el Trops bajó su rendimiento en los instantes finales y, si en otras ocasiones bastó la renta para llevarse el encuentro, esta vez no fue suficiente, como ya ocurrió frente al Barcelona B, y se dejó empatar en un partido que prácticamente tenía ganado.

Tras este empate a domicilio, la siguiente cita para el Trops de División de Honor Plata será la de este próximo sábado, a partir de las seis de la tarde, en el pabellón de los Olivos. Será ante el CajaSur Córdoba, en el derbi andaluz de la categoría. Tanto técnicos como jugadores confía en que la experiencia de este último encuentro sea determinante para poder en un futuro amarrar los resultados.