Duelo capital el que vivió en la jornada del sábado el RH Privé Benalmádena en su visita al campo del Egara 35. La falta de pegada del equipo benalmadense fue crucial para el devenir de un marcador que no refleja lo visto en el terreno de juego. El equipo de Benalmádena salió en busca de los tres puntos fuera de casa, y con esa idea fue el dominador del juego en buena parte del encuentro.

El RH Privé Benalmádena tuvo a lo largo del primer cuarto un buen puñado de ocasiones desaprovechadas. Sin embargo, serían los egarenses los que, en su primera ocasión, abrirían el marcador por medio de Pau Dinarés (1-0, minuto 7). Tras el gol, siguió llegando con peligro el conjunto costasoleño, que ni de jugada ni de penalti córner conseguía batir la meta rival.

La brecha fue a más en el arranque del segundo cuarto. Segunda ocasión de los locales y segundo premio, esta vez en forma de penalti córner anotado por Pol Torres (2-0, minuto 20). Recortaría distancias Jérôme Dekeyser para el RH Privé Benalmádena al borde del descanso, rematando a la perfección una gran jugada individual de Federico Martín (2-1, minuto 32).

El guion del encuentro seguía igual tras el paso por vestuarios, con los visitantes manteniendo el dominio de la bola y con el equipo de casa bien plantado y achicando en las ocasiones rivales. Instantes antes del final del tercer cuarto, nuevo jarro de agua fría para el RH

Privé Benalmádena, que encajaba el tercer tanto, obra de Nil Trujillo (3-1, minuto 51). El Egara 35 alargaría la celebración poco después con el cuarto tanto en un contraataque en superioridad bien finalizado por Pere Bautista (4-1, minuto 54) que ponía de cara el encuentro. Jérôme Dekeyser se encargó de nuevo de reducir distancias para los de la Costa del Sol, en esta ocasión con un tanto de penalti córner que terminó de perfilar un resultado (4-2, minuto 56) que otorgaba los tres puntos al conjunto del Pla del Bon Aire.

Sin mucho tiempo para lamentarse, el RH Privé Benalmádena volvía a ponerse el mono de trabajo en la matinal del domingo para medirse al Linia 22. En esta ocasión, el manejo en el juego también se vio reflejado en el marcador. Mario Kools anotó por partida doble en la primera mitad para poner el 0-2 en el marcador a favor del equipo malagueño.

El control del partido de la primera mitad tornó a cierto descontrol en el segundo periodo. El Linia 22 pareció meterse en la pelea con el tanto de Pau Galy (1-2, minuto 44). Gol que instantáneamente fue contrarrestado por medio de Kino Sánchez-Cerrudo (1-3, minuto 45) y de Federico Martín (1-4, minuto 49).

Pese a ello, el Linia 22 se volcó al ataque en el último cuarto de juego y arrinconó a un RH Privé Benalmádena que no conseguía volver a controlar el ritmo a su favor. Marc Ferrero vio puerta para los locales (2-4, minuto 53) y el ánimo en el equipo catalán fue a más, que siguió con una presión que volvió a darle éxito minutos más tarde con el gol de Joan Elías desde el penalti córner (3-4, minuto 59). El resultado, pese a las idas y vueltas en el tramo final, no volvió a modificarse y el RH Privé Benalmádena sumó la sexta victoria de la campaña.

Este triunfo a domicilio permite al equipo de Benalmádena seguir en lo más alto de la tabla de División de Honor B, posición que ahora comparte con el CD Terrassa y el Egara 35, todos ellos empatados a 19 puntos. El RH Privé Benalmádena debe esperar al fin de semana del 4/5 de diciembre para continuar la competición, una décima jornada en la que recibirá en casa al equipo valenciano de Giner de los Ríos, penúltimo partido de la primera vuelta.