El Trops Málaga no jugará este sábado su partido de la octava jornada en División de Honor Plata, penúltima de la primera vuelta, una vez que se conoció este viernes que un jugador del equipo rival, la Unió Esportiva Sarrià ha dado positivo por Covid-19, lo que ha obligado al Comité de Competición de la Real Federación Española de Balonmano a aplazar el partido.

El choque del Trops en la pista del Sarrià tenía previsato disputarse este sábado, a las 20:00 horas, sin público, debido a que el club catalán ha sido sancionado con la suspensión de cuatro encuentros oficiales. “En aplicación de lo dispuesto en el artículo 48c del reglamento de Régimen Disciplinario, de clausura del terreno de juego”, explica el Comité Nacional de Competición (CNC) de la Real Federación Española de Balonmano, al considerar los hechos ocurridos en el partido de hace dos semanas contra el Alicante, en el que hubo una tángana en la que participaron jugadores de los dos equipos y parte de los aficionados, como una infracción “muy grave”, señala la Federación. En este sentido, y atendiendo la solicitud remitida por el Sarrià, el CNC ha acordado sustituir el cumplimiento de la sanción impuesta por la de jugar los partidos “a puerta cerrada en su pabellón durante cuatro jornadas”.

En próximos días se hará oficial el nuevo horario que se designa para este partido.