El Vélez CF regresa a la Copa del Rey 26 años después para intentar dar la sorpresa ante la UD Las Palmas, equipo dos categorías superior. El Vivar Téllez vivirá una jornada histórica en la tarde de este jueves (16.00 horas/Footters), con el conjunto dirigido por Miguel Beas buscando la clasificación en un estadio que mostrará el mejor de los ambientes.

Curiosamente, el último rival copero de los axárquicos también fue un conjunto canario. En la temporada 1995/96, el Vélez consiguió eliminar al Real Jaén y luego cayó a manos del CD Tenerife en una eliminatoria a doble partido. En aquella ocasión, el encuentro en el que los costasoleños actuaban de local no pudo disputarse en el Vivar Téllez al ser un campo de albero y el encuentro tuvo que trasladarse a La Rosaleda.

Será la quinta participación del Vélez CF en la competición del K. O.. En la campaña 1977/78 fueron eliminados por el Leganés (4-0 y 2-2); en la 79-80, por el Atlético Malagueño (2-0 y 1-0) y en la 92-93 fue apeado por el Real Jaén (1-2 y 5-0). Luego ya en la 95-96 se tomó la revancha con el cuadro jiennense (1-1 y 2-2) y luego fue superado por el Tenerife (1-2 y 8-0). Todas estas eliminatorias fueron a doble partido, pero ahora el pase se jugará en el Vivar Téllez en 90 minutos, 120 (si hay prórroga) o en la tanda de penaltis.

El equipo axárquico tendrá enfrente a Las Palmas de un Pepe Mel que ya sabe lo que es medirse al Vélez como jugador. Fue en la temporada 95-96, cuando el entrenador madrileño militaba en el Benidorm y se enfrentó a los veleños en El Maulí de Antequera. El técnico se ha dejado en las islas a muchos de los jugadores habituales en los partidos ligueros, como Jonathan Viera y Jesé. Tampoco estarán Álvaro Lemos, Cardona, Raúl Navas, Curbelo, Loiodice o Fabio González, futbolistas que hace pocos días jugaron y cayeron por 1-0 en La Rosaleda.

La ilusión y la obligación se miden a partir de las 16.00 horas en el Vivar Téllez. Los de Miguel Beas tienen ante sí el reto de eliminar de la Copa a un equipo que compite dos divisiones por encima. No será nada fácil, pero seguro que con el apoyo de su hinchada el conjunto canario tendrá que emplearse al máximo para lograr el pase.