Victoria de las que levantan a cualquiera la que consiguió el CB Marbella en el Pabellón Lydia Valentín de Ponferrada por 72-76. El equipo de Rafa Piña se repuso de las dos derrotas seguidas ante Burgos y Zornotza y asaltó una de las pistas más complicadas de la Liga.

Desde la defensa y con la intensidad propia de este equipo llegó el tercer triunfo del curso. Con cuatro jugadores por encima de los diez puntos -Lazar Mutic, Adri Fuentes, Devin Wright y Taylor Cameron- el partido siempre estuvo igualado desde el primer periodo. Las rentas nunca superaron los cinco puntos de ventaja para los locales, algo que controló muy bien Marbella para estar siempre en el partido. Sin embargo, los de Piña llegaron a dominar hasta por 12, pero el tiro exterior y el ímpetu berciano siempre terminaban por igualar el marcador.

Así, y aunque Ponferrada no se sentía cómodo en ataque, llegó con opciones al final del partido. Entre Mulero y Manchón, junto a los arreones ofensivos de Luka Majstorovic, se las ingeniaron para llevar casi a tablas el electrónico a falta de menos de un minuto. Ahí tenía que dar un paso al frente el CB Marbella, controlando el rebote y no cayendo en las faltas personales tempranas. Es lo que pedía el partido y así cumplió a rajatabla el equipo, que cerró el partido con dos tiros libres de Taylor Cameron para acabar con el intento de los bercianos de remontar el partido.