No pudo haber alegría en el resultado en el estreno de la competición para el Waterpolo Málaga en Inacua Málaga. Derrota ante el CN Encinas Boadilla de Madrid (4-6) en un duelo con gran poderío defensivo y que sólo se decidió al final por la efectividad visitante.

El CDWP Málaga ha mostrado una muy buena cara en el estreno del año, exponiendo el buen trabajo realizado durante este periodo navideño, y el impulso por la llegada de nuevo entrenador al banquillo, Wil Sánchez, que ha retomado su papel de máximo responsable del primer equipo. Lo más positivo del partido para los locales fue el poderío defensivo, jugando de tu a tu al mejor equipo del Grupo A en las últimas semanas, y sólo sucumbiendo en el último cuarto.

Ese desnivel en el último periodo se produjo por la efectividad del conjunto madrileño y la poca precisión de los locales en las jugadas de superioridad y de penalti, que en ambos casos no llegaron a superar el 25%. La dinámica fue la continua respuesta de los locales a los embistes del Encinas Boadilla, para llegar a un igualadísimo 3-3 a las puertas del cuarto periodo. Pocos goles para una mayor solidez defensiva y los malagueños sabiendo reponerse con dos periodos ganados y remontando cualquier desventaja.

Cinco expulsiones para los locales en el cuarto periodo, un gol en los primeros segundos del último tiempo y un parcial de 0-3 siempre en superioridad finiquitaron el duelo. Los goleadores locales fueron Saúl, Simón (2) y Nadir para unos parciales de 2-1, 0-2, 1-0 y 1-3.