La selección sudafricana masculina de rugby 7 ganó este domingo el torneo de Málaga, tercera etapa de las Series Mundiales de rugby 7, al batir en la final a la de Argentina (24-17), mientras que España acabó novena tanto en hombres como en féminas.

En mujeres, la selección estadounidense se impuso en la final, después de batir a Rusia (35-10). Por su parte, España doblegó a Bélgica (17-5). En cuanto al combinado masculino español, la jornada final fue magnífica para el equipo entrenado por Pablo Feijóo, que tuvo la ocasión de enfrentarse, y de batir con solvencia, a dos selecciones de enorme tradición como Escocia (24-10) y Gales (34-7) para firmar una meritoria novena plaza.

En el primero de esos duelos, el capitán caledonio, James Farndale, abrió el marcador con una poderosa carrera por la banda derecha, pero su homólogo español, Javi de Juan, protagonizó la remontada de su equipo antes del descanso (14-5), primero con una sutil descarga que mandó bajo palos a Tobías Sainz-Trápaga y luego posando él mismo una marca.

La segunda mitad fue más embarullada debido a las prisas por darle la vuelta al tanteo de Escocia, que sufrió la exclusión temporal de Ross McCann y encajó en inferioridad numérica nuevos ensayos de Eduardo López y Sainz-Trápaga, antes de maquillar la derrota por medio de Finlay Callaghan (24-10).

España jugó su mejor partido del fin de semana en la final del trofeo de consolación ante Gales, un encuentro igualado en su comienzo, ya que abrió el marcador Pol Pla tras darse un autopase con el pie y respondió enseguida Luke Treharne con una escapada por el lado cerrado.

A partir de ese empate a cinco inicial, sin embargo, el público disfrutó de un monólogo del 'seven' local, sólido en defensa e imparable en ataque, faceta en la que deleitó con un rugby fluido y ensayos de Tobías Sainz-Trápaga, Manu Moreno, Eduardo López, Francisco Soriano y Enrique Bolinches (34-5).

La final entre los sudafricanos, campeones en los dos torneos de la gira emiratí e inmersos en una serie de veintinueve partidos ganados consecutivamente, y los medallistas de bronce en Tokio 2020, Argentina, respondió a las expectativas y no se decidió hasta el ensayo de Selvyn Davids en el último segundo del encuentro.

Rodrigo Isgro abrió el marcador con una carrera diagonal y Selvyn Davids y Jack Pretorius remontaron para Sudáfrica, pero un doblete de Joaquín de la Vega en un minuto, tras empatar y atrapar el saque de centro posterior para correr de nuevo hasta la zona de marca, dejó el marcador en 12-17 para los argentinos.

Ya dentro del último minuto, Justin Geduld empató para los 'blitzbokke', que emplearon su feroz defensa para robar el balón a su rival ya después del toque de sirena y montar una larga acción de ataque que terminó con una zambullida de Davids, que logró posar pese a la persecución desesperada de Marcos Moneta.