Llegó la primera victoria del conjunto esteponero ante el equipo de la ciudad de la Alhambra en Competiciones FEB en un partido que se inició con un intercambio de canastas, como en una partida de ajedrez rápido en el que ambos oponentes tienen clara su apertura. No fue hasta que Ana Pocek, en el ecuador del primer cuarto, anotaba el 4-6 que se tuvo la primera ventaja en el marcador. Maja Stamenkovic abría más la diferencia, pero las locales sumaban con un triple de Julieta Mungo (7-8, min. 7) al que la montenegrina respondía también desde más allá de la línea de seis setenta y cinco, obligando a Maribel Piñar a solicitar tiempo muerto a falta de 1’21” para acabar el primer periodo. Primer impás para visionar con tranquilidad la posición de las piezas sobre el tablero y tratar de sacar ventaja en pocos movimientos. Antes de finalizar el primer asalto, Pocek volvió a sumar de tres, pero Patri Benet hizo lo propio para poner el 10-13 con el que se acabaría el cuarto, en el que la MVP de la temporada sumaba ya nueve puntos y 11 rebotes.

Una canasta de Yaya Diop y dos tiros libres de Jone Azkue estiraban la ventaja hasta el 10-17 cuando solo habían transcurrido dos minutos de cuarto. Marta Miscenko sumaba tras rebote ofensivo y el parcial era ya de 0-6. Manuela Fundación RaCa, que había comenzado el juego con menos efevtivos, veía cómo la diferencia física y el mejor planteamiento de Antonio Pernas comenzaba a dar sus frutos.

Reaccionaban las locales con un triple de Helen Nauwelaers y una canasta de Marina Gea colocaba el 15-19 en el luminoso, dejando clara la tónica del encuentro: las de Maribel Piñar siempre que pudieran sumar desde el exterior o correr estarían a gusto y el técnico visitante tenía claro que no podía permitir eso: había que cortas esas diagonales para los alfiles granadinos. Mungo sumaba una nueva canasta y, aunque Pocek respondía rápido después de rebote ofensivo (17-21), Antonio Pernas, cuando restaban 4’51” para el descanso, paraba el partido para ajustar en defensa y definir ideas ofensivas.

Dos tiros libres de Diop volvían a dar aire a las visitantes, pero pronto Benet sumaría de nuevo desde más allá del arco para romper la sequía local, si bien Diop respondió de la misma manera antes de acabar el segundo periodo y llegar al entretiempo con 22-28 en el luminoso del Palacio de los Deportes de Granada.

Un 0-4 de salida ponía la diferencia por primera vez por encima de la decena de puntos, primer jaque de las visitantes, pero Nauwelaers sumaba de nuevo de tres para salvar el primer envite. Las locales no lograban correr y los porcentajes de tiro estaban lejos de los habituales, lo que el CAB Estepona Jardín de la Costa del Sol aprovechaba para, poco a poco, despegarse en el marcador. La tercera personal de Pocek y una técnica por protestarla dejaban a las locales sin su referente ofensivo, sin reina sobre el tablero, cuando restaban más de cinco minutos para acabar el cuarto, entrando además el equipo en bonus y sumando Manuela Fundación Raca desde el tiro libre durante mucho tiempo y colocándose a seis puntos a falta de dos minutos, si bien se llegaba al final del cuarto con 33-40 en el marcador.

Un tiro libre y una posterior canasta de Laura Arrojo volvía a apretar el encuentro (36-40, min. 32), hasta que Azkue sumaba de nuevo desde el tiro libre y Pocek, tras rebote ofensivo, volvía a anotar (36-44), obligando a Piñar a parar el partido cuando restaban 6’37” para acabar.

El tiempo se acababa en el reloj de ambos entrenadores, pero era la local quien veía la partida más desfavorable. Miscenko, con un tiro libre y una canasta posterior, y Pocek sumaban cinco puntos y la diferencia volvía a estar por encima de los diez puntos (36-49, min.35), si bien las locales no se rindieron tras recibir un nuevo jaque. Un triple de Andrea Boquete desde la esquina tras una buena defensa, una pérdida por campo atrás y otro triple, esta vez de Benet, obligaba al técnico visitante a parar el partido (42-49, min. 37), aunque las imprecisiones continuaron y tras perder el balón en saque de fondo la argentina Boquete sumaba de nuevo desde fuera. No fue hasta que llegó una nueva canasta de Miscenko que las visitantes se reactivaron.

Aún con todo aparentemente a favor dentro de los dos últimos minutos, Nauwelaers sumaba de nuevo para las suyas y un triple de Rebeca Rodríguez, con un minuto por jugar dejaba el marcador en 50-51. Piñar no solo había logrado salvar las piezas que le quedaban vivas, sino que convirtió una posición desfavorable en un atque al CAB Estepona Jardín de la Costa del Sol, que veía cómo el tiempo se agotaba, iban por delante pero sin ventaja apenas.

Llegó el tiempo muerto de Pernas, las visitantes reaccionaron ante el estímulo y llevadas en volandas por una afición que arropó al equipo en las gradas aprovechando el puente festivo, lograron un parcial de 0-7 para no solo ganar el encuentro, sino el average particular para un posible empate a final de temporada.