La Federación Internacional de Tenis (ITF, por sus siglas en inglés) confirmó este miércoles que Málaga albergará las Finales de la Copa Davis, del 21 al 27 de noviembre, con lo que coincidirá con la primera semana del Mundial de Catar.. El Palacio de Deportes José María Martín Carpena de la ciudad malagueña dejará de ser sede de la fase de grupos para hospedar las eliminatorias del torneo por equipos más prestigioso del mundo.

Una nueva sede se unirá a Bolonia (Italia), Glasgow (R. Unido) y Hamburgo (Alemania) para la fase de grupos y será anunciada próximamente.

De este modo, la ITF termina con los rumores que situaban a Abu Dabi como sede de las Finales, un acuerdo que, según informaron diferentes medios a finales del año pasado, iba a reportar un beneficio económico importante a Kosmos, la empresa de Gerard Piqué que organiza la Davis.

Este año será el primero en el que la fase de grupos se dispute en cuatro sedes distintas, del 14 al 18 de septiembre, mientras que la fase final se jugará del 21 al 27 de noviembre, es decir, a final de temporada. Esta fue una de las peticiones de los tenistas para mejorar el nuevo formato, que entró en escena en 2019 en Madrid y continuó en la capital española en 2021, con el parón de 2020 por el covid.

El sorteo de las Finales se celebrará en Málaga el próximo 26 de abril a las 13:15 CET, en lugar de en las oficinas de la ITF, en Londres, como estaba previsto.

Albert Costa, director de las Finales, aseguró en declaraciones a la ITF que Málaga se convertirá "en la capital del tenis mundial", con la participación de los ocho mejores equipos del mundo en noviembre. "Será una experiencia inolvidable para todos los aficionados y jugadores", añadió Costa.

"Málaga y Andalucía han abierto sus puertas para acoger la fase eliminatoria de la Copa Davis por las Finales de Rakuten y nosotros les apoyaremos para que se conviertan en la capital mundial del tenis acogiendo a los ocho mejores equipos en noviembre. Trabajaremos junto a las instituciones para ofrecer una experiencia inolvidable a jugadores y aficionados de todo el mundo", comentó Costa

Por su parte, Manuel Alejandro Cardenete, consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, celebró "un día importante para el deporte andaluz y para Andalucía" porque van a acoger "una de las mayores y mejores competiciones del mundo del tenis como es la final de la Copa Davis".

El dirigente agradeció "enormemente la confianza depositada" por la ITF y a Kosmos Tennis, "con los que la Junta de Andalucía ha consolidado una gran alianza" y que les vuelven a ofrecer la posibilidad de "reforzar" la apuesta de la región para que "no sólo sea un destino para hacer y desarrollar deporte sino para organizar grandes eventos deportivos que aportan un valor añadido".

"Tendremos millones de aficionados siguiendo esta competición alrededor del mundo y recibiremos con la hospitalidad que merecen a todos los que nos acompañen en el Martín Carpena de Málaga para disfrutar de un torneo espectacular, sin duda único, y también de Andalucía", sentenció.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, consideró que "acoger un evento deportivo de este calibre es de gran interés porque supone un impulso a la visibilidad de la ciudad y una apuesta por el deporte que contribuye a la proyección internacional". "El Ayuntamiento colaborará con la organización de este importante evento en lo que se precise para que sea un éxito", aseguró.

Finalmente, el presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, se mostró satisfecho porque su provincia vuelva a ser "referente internacional" en la organización de grandes eventos deportivos, lo que además refuerza la apuesta de la institución por la promoción turística de la Costa del Sol.

"Málaga tiene pasión por el tenis, y convertirnos durante dos años en la capital mundial de un deporte con tanta afición y audiencia, como ocurrirá con este nuevo evento de la Copa Davis, nos dará una proyección extraordinaria como el destino líder, seguro y de excelencia que somos", subrayó.

De este modo, la Copa Davis volverá a Málaga por primera vez desde septiembre de 2003, cuando España se impuso por 3-2 a Argentina en las semifinales. Además, la región de Andalucía ha acogido la competición en múltiples ocasiones, como las finales de la Copa Davis de 2004 y 2011, que se disputaron en Sevilla; y la última eliminatoria del pasado mes de marzo ante Rumanía, que se disputó en Marbella.