Kiosco

La Opinión de Málaga

Las «panteras» se citan hoy por primera vez con el Carpena

El Costa del Sol Málaga se entrena a partir de las 19.30 horas en la pista en la que disputará la final de la EHF European Cup contra el Rocasa

La pista del Martín Carpena, reacondicionada para acoger un partido de balonmano. | LA OPINIÓN

El Balonmano Costa del Sol ya está a menos de 48 horas de vivir el momento más álgido de la temporada: el partido decisivo de la final de la EHF European Cup contra el Rocasa Gran Canaria. No obstante, el hecho de haber llegado a este encuentro no es la única gran noticia y es que hay que recordar que tendrá lugar en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena, donde van a entrenar por primera vez este viernes, ofreciendo la posibilidad de poder superar, como se espera, el récord de asistencia en el balonmano femenino español: 5.000 espectadores.

El reto que se presenta está a la altura del logro que puede suponer salir como vencedor de la eliminatoria. Las «panteras» no solo van a tener en frente al gran equipo de Robert Cuesta, sino que también van a tener que remar con una desventaja de cuatro goles tras el resultado de 21-17 en el partido de ida en Telde.

Las jugadoras de Suso Gallardo se van a citar por primera vez con la pista central del Martín Carpena esta viernes a las 19.30 horas para palpar lo que será jugar en el Palacio el sábado. Durante la semana han trabajado, como suele ser habitual desde que volviera a abrir las puertas el pasado mes de febrero, en Carranque y el último día previo a la final lo harán en la cancha del Unicaja. Tras jugar el miércoles contra el Baxi Manresa y reacondicionarla, ahora sí está preparada para acoger un partido de balonmano. El Costa del Sol entrenará a las 19.30 horas, mientras que el Rocasa Gran Canaria tendrá su sesión preparatoria a las 18.00 horas.

Así que todo está a punto para que en menos de 48 horas se proclame un equipo español como campeón de la EHF European Cup. Las malagueñas, vigentes defensoras del título continental, y las canarias, vencedoras en 2016 y 2019, se jugarán el primer puesto que, para quedarse en Málaga, tendrá que tener un último resultado con una diferencia local superior a los cuatro goles. Y todo ello con la expectación de superar un récord de asistencia en el que, si se cumplen las cifras, acudirán más de 5.000 personas, las entradas vendidas por el Costa del Sol Málaga. Una final que lo tiene todo para no dejar indiferente.

Compartir el artículo

stats