Marbella volverá a convertirse en capital mundial del triatlón con la celebración del Ironman 70.3 el domingo 22 de mayo. Se trata de una prueba en la que está prevista la participación de 2.000 deportistas, que tendrán que recorrer 1,9 kilómetros nadando, 90 kilómetros en bicicleta y una media maratón (21,1 kilómetros). El concejal de Deportes de Marbella Manuel Cardeña resaltó que “ya está todo a punto para que se celebre la cuarta edición, que volverá a congregar una importante participación de triatletas procedentes del extranjero, con un porcentaje del 69 por ciento de los inscritos”.

La organización destaca que el 83 por ciento de los participantes registrados son nuevos y estarán en Marbella por primera vez. También se ha señalado el aumento de la participación femenina. “Marbella ofrece unos circuitos sugerentes y muy atractivos que, según la opinión de gran parte de sus participantes, están entre los mejores del mundo”, apuntan desde The Ironman Group, empresa que señaló que la ciudad “dispone de unos ingredientes de calidad como el mar Mediterráneo, los bonitos pueblos interiores y el famoso enclave de Puerto Banús, que volverá a ser el epicentro de la jornada, consolidando al municipio como un referente deportivo”.

La prueba marbellí cuenta con una gran demanda y aceptación debido a que es la prueba que abre la temporada en la península y la única que se disputa en el sur de España, además de su cultura y oferta gastronómica. “Los participantes de anteriores ediciones valoran los circuitos variados y polivalentes, aptos para todos los perfiles, y aplaudieron en un 90 por ciento los recorridos de ciclismo, acabando satisfechos con la experiencia un 88 por ciento de los triatletas. Además, el 93 por ciento de los participantes se muestran muy satisfechos con la experiencia vivida en Marbella durante el evento”, detallaron desde la organización.