El Costa del Sol Málaga cerró una temporada brillante con una fiesta en Carranque. Ahora es tiempo de descansar después de una campaña histórica que se cierra con el título de la Copa de la Reina, un subcampeonato en la Liga Guerreras Iberdrola y en la EHF European Cup. Además del récord de asistencia en un partido de balonmano femenino.

Unos meses de ensueño que terminaron este viernes en una noche muy emotiva con el colofón de la despedida de Paula García, una leyenda para las panteras. Se marcha una jugadora fundamental en el crecimiento del equipo malagueño, una de las que apostaron cuando el club vivía su época de consolidación en la élite. También se marcha Talita Alves, que jugó su último partido en Málaga. Se terminó con una victoria tremenda frente al Unicaja Banco Gijón (23-22).

El conjunto de Suso Gallardo aprovechó la inercia positiva y arrancó volando, dominando con solvencia. Rocío Rojas, que aprovechó los minutos, ponía el 5-2. Isa Medeiros siguió estirando y la primera línea manchega volvió a anotar desde la larga distancia para establecer la máxima (9-4). Mejoraban las asturianas, pero las "panteras" volvieron a acelerar con una Merche Castellanos gigante en portería. Almudena Gutiérrez recuperó para el 13-8. Ahí apareció Juliana Borges, que anotó varios goles para comprimir al descanso (13-11). La ex del equipo malagueño mantuvo a las de Cristina Cabeza en un momento importante del duelo.

Había más en juego para el Unicaja Banco Gijón, que tenía la oportunidad de ganar y adjudicarse la tercera plaza de cara a meterle presión al Rocasa Gran Canaria. Las isleñas reciben este sábado al campeón, el Super Amara Bera Bera. En las gijonesas emergía la figura de Raquel Álvarez, que acumuló varias paradas de méritos en contraataques locales. Dio mucho oxígeno a las asturianas, que crecieron desde ahí. El Gijón cogió velocidad y se adueñó del encuentro, con ya varias jugadoras entonadas. Zarco, con un gol de bella factura, puso un 16-19 que ya abría mucho la tijera. Lo paró Suso Gallardo con 14 minutos por delante y con Carranque empujando, en un gran ambiente para decir adiós al curso.

Las "panteras" sacaron carácter y ambición para volver a engancharse cuando más había que remar. Dos goles de Sara Bravo y otro de Estela Doiro volvieron a poner las tablas (19-19). Se masticaban los ataques y había tensión. Se crecieron ahí las malagueñas, que estaban enormes en los momentos decisivos. Metió Espe López y después Merche Castellanos apareció para ganar el partido.

Una despedida con una victoria grande y un cierre mágico de temporada en Carranque. La guinda en el adiós de Paula García.