El primer partido por la promoción de ascenso a División de Honor A estuvo tremendamente igualado. Al final del tiempo reglamentario se llegó con empate a dos goles en el marcador. El desempate cayó para el Sardinero en la tanda de shootouts, por lo que los cántabros ponen la eliminatoria a su favor (0-1). El próximo fin de semana se jugará en Benalmádena (sábado 4 de junio, 12:00 horas) el partido de vuelta, y en el caso de victoria benalmadense se jugará un tercer partido al día siguiente también en suelo malagueño.

El choque entre el RH Privé Benalmádena y el Sardinero comenzó con unos primeros minutos en los que los locales controlaron el ritmo del juego. Conforme avanzaba el primer cuarto, el RH Privé Benalmádena comenzaba a salir de esa presión inicial y tenía las primeras llegadas al área rival. Fue precisamente en un contraataque cuando el Sardinero anotó el primer tanto del día. El santanderino Ángel Sáenz de Santamaría, tras una jugada habilidosa por línea de fondo, disparaba a bocajarro y batía a Joaquín Ríos segundos antes de llegar a la conclusión del primer cuarto de juego.

Tras el breve descanso, el RH Privé Benalmádena pasó a dominar el juego y llevó cada vez más peligro a campo cántabro. En una de estas jugadas logró el equipo visitante un penalti córner que fue perfectamente ejecutado por el especialista Jérôme Dekeyser. El exinternacional belga devolvió así el empate al marcador a dos minutos del descanso.

Ya en la segunda mitad, el duelo se volvió a abrir con ataques en ambas áreas y sin un gran dominador del partido. El primer aviso lo tuvo el conjunto de Benalmádena en un nuevo penalti córner, pero esta vez Dekeyser no acertó a disparar entre los tres palos y la bola salió por fondo. Ofensivas que se sucedieron hasta que en una bola frontal el Sardinero se puso nuevamente por delante por medio de Laro Pozuelo, que con un tiro ajustado colocaba con la renta de un gol a los suyos a falta de un cuarto por jugar.

El RH Privé Benalmádena, que había comenzado muy cauto, se fue viniendo arriba conforme pasaban los minutos. Con ese espíritu, el segundo tanto de los cántabros no desanimó a los de Ezequiel Sosa y lo intentaron hasta el final. El premio llegó a falta de noventa segundos y tras quitar al portero para incluir un jugador de campo más, con la señalización de un penalti córner. Jérôme Dekeyser hizo valer su experiencia y demostró que gran parte del salto de calidad que ha dado el RH Privé Benalmádena lo marca su eficacia. El disparo fue directo a portería y establecía nuevamente el empate.

Sin tiempo para más se llegó al final del tiempo reglamentario con unas tablas que debían resolverse en la tanda de shootouts.

El desempate acabó siendo para los cántabros, que se impusieron en los shootouts y sumaron así el primer punto de la eliminatoria. El sábado 4 de junio en el Campo Municipal de Deportes “El Retamar” se vivirá el segundo choque de esta apasionante eliminatoria que decidirá qué equipo ocupa el puesto vacante en la máxima categoría del hockey nacional.