Tres campeonatos absolutos de atletismo al aire libre había albergado la provincia hasta este año. Fueron dos en el Ciudad de Málaga, en 2005 y 2011, mientras que en 1996 la cita había sido en el estadio de Carranque. Nerja se ha convertido en la primera localidad fuera de la capital que acoge tan importante acontecimiento, el mayor de los que se celebran dentro del calendario español.

Por eso estas tres jornadas han sido tan apasionantes para la familia malagueña de este deporte. Muchos aficionados han querido vivirla de cerca y durante todo el fin de semana han podido cruzarse por la localidad de poco más de 20.000 habitantes con algunos de sus ídolos. Hoteles y restaurantes no sólo del término nerjeño han colgado el cartel de completos durante unos días en los que el buen tiempo ha acompañado.

Un hombre que había soñado durante décadas de gestión en este deporte con este hito es el del que da nombre al estadio nerjeño desde su construcción, Enrique López Cuenca. La pista fue homologada en agosto de 1998, meses antes del nacimiento de este rotativo y aún cuando no estaban construidos los edificios anexos. 

Cabe recordar asimismo que la primera competición oficial fue el I Criterium de Navidad, el 23 de diciembre de ese mismo año. El sintético fue renovado en 2019, justo antes de la pandemia, en el año 2019, y así se empezaron a sentar las bases para poder celebrarse el acontecimiento del que tan satisfecho se muestra ahora el propio López Cuenca.

Este empresario local ocupa el cargo desde 1996 de presidente de la Federación Andaluza de Atletismo. Pero además se mantiene como vicepresidente primero de la Española de atletismo. A sus 66 años de edad, el Ayuntamiento de Nerja recuerda que su labor al frente del club local, como socio fundador del actual Trops-Cueva de Nerja, lo convierte en una auténtica figura del deporte provincial y autonómico.

Las mismas fuentes municipales apuntaban ayer, acerca del importante rédito económico que para Nerja ha supuesto este evento, que lo siguiente sería pensar en un evento de interés internacional. En este sentido, la localidad se convierte cuando llega el invierno en verdadera «meca» para cientos de deportistas nórdicos o centroeuropeos. Muchos de estos últimos no dudarían ni un sólo segundo, si de ellos dependiese, en elegir la Costa del Sol para cualquiera de esas potenciales pruebas por países.