Una nueva renovación apuntala la defensa del Iberoquinoa Antequera de cara a la temporada 2022/2023. El cuadro antequerano seguirá contando con el pivote cordobés Cristóbal Ortega, su principal baluarte en el centro de la defensa, una pieza fundamental para el esquema de juego que quiere implantar Chispi desde el banquillo.

Será la novena temporada de Cristóbal Ortega en el club, con el que lleva jugando todas sus temporadas como sénior. Pese a la juventud de sus 27 años, es uno de los veteranos del vestuario y acumula una amplia experiencia que puede ser fundamental para cohesionar al equipo, sobre todo en la tarea defensiva, pudiendo también colaborar en la salida al contragolpe si se da la ocasión.

Para Cristóbal Ortega es un hecho muy feliz continuar en el Iberoquinoa Antequera una temporada más: «Renovar me supone una gran alegría, que el club siga contando conmigo y que nuestros caminos sigan unidos después de tantos años es para estar más que contento. De la próxima temporada espero que sea mucho más divertida, donde vamos a tener que trabajar muy duro desde primera hora porque somos un nuevo grupo y donde vamos a tener que luchar de principio a fin. Debemos marcarnos nuestros objetivos desde el principio y apretar para lograrlos en una liga que va a ser muy dura».

Chispi, técnico del equipo antequerano, celebra su continuidad: «Es el jugador que todo entrenador quiere tener».