Kiosco

La Opinión de Málaga

Fútbol Sala

La calidad de Burrito se queda en casa

El BeSoccer CD UMA Antequera renueva al ala malagueño Francisco David Ruiz

Burrito con el CD UMA Antequera. Mauri Conde

La diversión y el espectáculo están asegurados en el Pabellón Fernando Argüelles con la vuelta a Primera División y, más aún, con la renovación de Francisco David Ruiz Serrato “Burrito”. El BeSoccer CD UMA Antequera reafirma su apuesta por un jugador especial y muy desequilibrante, de los que deciden partidos. Así lo demostró en las grandes citas que le tocó afrontar en su primera campaña vistiendo la camiseta verde.

El ala malagueño tuvo una aportación destacada en la final four de la Copa del Rey y en el play-off de ascenso a la máxima categoría. Su dilatada experiencia al máximo nivel le concede una habilidad única para leer lo que el encuentro demanda y sabe elegir siempre de forma acertada. El balón no le quema en los pies, se atreve a encarar a sus adversarios y, de cara a gol, ha tenido unos buenos números. 13 dianas en la competición liguera y 5 en el torneo del KO.

Con ello, Burrito ha podido hacer historia en el club de su tierra después de una trayectoria que inició en Caja Segovia y continuó en Burela, Palma, Acqua & Sapone de Italia, Real Betis, Jaén Paraíso Interior y, de nuevo, en el conjunto verdiblanco.

“Vine para quedarme y en ningún momento he escuchado ofertas ni nada por el estilo. Mi idea es seguir aquí, cerca de mi familia y he encontrado un grupo humano espectacular. La clave del éxito de la campaña pasada, sobre todo, estuvo en el vestuario. No creo que tuviéramos mejor equipo que los demás, pero la unión del grupo hace mucho a pesar de los altibajos y las lesiones graves de Raúl, Quique y de un chico del filial que venía a ayudarnos. Nos quedamos cojos y, aún así, hicimos historia”, explica el ala malagueño.

Repasando lo que ha supuesto lograr un título y ascender de categoría, Burrito expresa que "es imposible ponerle un pero a la temporada", aunque añade que al principio tuvieron irregularidades y pensaron que no llegarían a estar con los mejores, "sin embargo, la competición es muy larga y el trabajo de Tete, Crispi y el resto del cuerpo técnico se ha visto reflejado y nosotros hemos estado de 10". "Antes de la final four nos quedamos solo 7-8 jugadores, era una hazaña complicada o casi imposible, y lo hicimos”, confiesa.

El 2 verde, además, recuerda lo emotivo que fue: “He estado en finales, pero nunca he sentido lo del día de la final de la Copa del Rey. En el vestuario, antes de salir, quise decir unas palabras y tenía un nudo en la garganta que no podía hablarle a los chavales. Al final, con esa motivación y esos chicos que van a la guerra con todo, logramos hacer historia. Estoy muy contento, porque lograrlo de esa manera fue un exitazo”.

José Antonio Borrego “Tete” dirige una escuadra de guerreros en la que cada uno tiene que cumplir su rol sin escatimar esfuerzos. “Por todos los sitios en los que he pasado, he intentado hacerlo lo mejor posible y lo he logrado. No tengo dudas de mí. Sé lo que puedo darle al equipo y hay veces que no te da y hay que buscar una solución. Ahora me centro más en ayudar a los compañeros, porque los veo dejarse la piel todos los días en los entrenamientos y en los partidos, entonces voy detrás a muerte y a dar el máximo también”, expresa.

El ala natural de Málaga, recién renovado, solicita el respaldo de la grada: “Logramos la Copa del Rey, que fue un sueño y, por qué no, podemos lograr algo bonito en la Liga. Tenemos que hacer del Argüelles un fortín, que todo el mundo venga a apoyarnos y, con el pabellón lleno, le podemos ganar a cualquiera. Cuando nos falta ese apoyo y esa gente, nos va a costar más y en Primera cada detalle puede costarte una derrota. Con nuestra afición en el Argüelles, vamos a dar muchas alegrías”.

Compartir el artículo

stats