El malagueño Alejandro Davidovich cayó este viernes ante el italiano Lorenzo Musetti en cuartos de final del torneo de Hamburgo (Alemania) por 4-6 y 3-6 y dice adiós a la posibilidad de ganar un título tras tres años sin hacerlo.

Ambos tenistas comenzaron el partido de manera muy igualada, intercambiando golpes y rompiéndose servicios mutuamente. Con el marcador igualado a 3, Musetti, número 62 del mundo, deshizo el servicio de Davidovich, número 35 del ranking ATP, y se llevó el set.

Davidovich, de 23 años, se vino abajo y el comienzo del segundo set no fue el mejor. Musetti, de 20 años, se puso 1-4 arriba, pero Alejandro no se iba a dar por vencido y le metió presión recortándole dos juegos seguidos. Finalmente, el italiano mantuvo la sangre fría y se llevo el set y el partido.

Con esta derrota, el de La Cala del Moral pierde otra oportunidad de ganar un torneo, tras 3 años seguidos sin salir campeón.

El español y el italiano se han enfrentado dos veces, saliendo vencedor Lorenzo Musetti en ambos partidos.

El argentino Francisco Cerúndolo, número 30 del ranking ATP, será el rival del italiano Lorenzo Musetti en semifinales.

Carlos Alcaraz

Por su parte, después de firmar unos octavos de final con algún que otro sobresalto, Carlos Alcaraz superó los cuartos del torneo de Hamburgo con fortaleza tras eliminar al ruso Karen Khachanov (6-0 y 6-2) para alcanzar las semifinales.

Alcaraz recuperó su mejor nivel 24 horas después de dejar atrás al serbio Filip Krajinovic, que obligó al tenista murciano a permanecer en la pista casi dos horas que podían presagiar un futuro desgaste en los cuartos de final.

Sin embargo, Alcaraz no acusó el esfuerzo y frente a Khachanov no quiso dar pie a ningún tipo de sorpresa. Por eso comenzó fuerte, con una rotura a las primeras de cambio con la que tomó impulso hasta finiquitar el primer set por la vía rápida: Khachanov sólo aguantó 26 minutos.

Con el viento a favor, Alcaraz también fue un vendaval en el segundo set (43 minutos). Aunque el tenista ruso aguantó cuatro juegos, al quinto recibió una rotura en su servicio e hincó definitivamente la rodilla.

El ganador en Río de Janeiro y Barcelona y de los Masters 1.000 de Miami y Madrid mantiene sus aspiraciones de conseguir su quinto éxito este año y el sexto de su carrera. Khachanov no fue rival. De nuevo, como en su único precedente frente al tenista murciano, en el pasado Roland Garros, volvió a caer frente a un huracán llamado Carlos Alcaraz.