Paula García compitió el pasado fin de semana en dos pruebas de aguas abiertas de alto nivel internacional en la Copa de Asturias. El sábado, 13 de agosto, lo hizo sobre la distancia de 7,5 kilómetros, donde consiguió la medalla de plata, mientras que el domingo, 14 de agosto, la distancia fue de 5 kilómetros.

En la carrera de 7,5 kilómetros, la carrera consistía en tres vueltas a un circuito en la ría de Navia. La temperatura del agua obligó a la organización a que la prueba se nadara con neopreno y la dureza de la ría con sus corrientes, hizo que la prueba fuera espectacular, haciendo que los nadadores nadaran contra corriente la mitad del recorrido en una lucha titánica.

El resultado fue más que satisfactorio, consiguiendo una medalla de plata muy merecida y volviendo de esta forma a un podio internacional. Cabe destacar que Paula fue la única representante española en el podio en ambas categorías.

En cuanto a la competición de 5 kilómetros, García volvía a competir en las frías aguas de Navia. La esencia del Descenso, consiste en nadar independientemente a la temperatura del agua, sin neopreno, lo que hizo que se vivieran algunos momentos de tensión, con nadadores montados en las barcas de la organización con síntomas de hipotermia.

García no mostró problemas con la temperatura, realizando una brillante carrera, aunque el podio tuvo que resolverse por foto finish y acabó con la cuarta plaza.