Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Fútbol

El nuevo CD Estepona apunta alto

El club costasoleño paga la plaza del Extremadura para convertirse en el cuarto equipo malagueño de Segunda RFEF, junto a Antequera CF, Juventud Torremolinos y Vélez CF - El objetivo del club, de la mano de Globalia, es crecer sin ponerse un techo

La plantilla esteponera posa durante esta pretemporada con motivo de una de sus sesiones de trabajo a campo abierto. | CD ESTEPONA

De la euforia de un ascenso a la zozobra de saber qué pasará con varios jugadores, tras conseguir otro más en los despachos. Así se viven en el seno del CD Estepona los repentinos acontecimientos de los últimos diez días. Porque después de dar el salto de División de Honor a Tercera RFEF, al cerrar una temporada inmaculada, el club busca al menos 4 ó 5 refuerzos para jugar en Segunda RFEF, que dejarán sin ficha y con la Liga prácticamente en marcha a otros tantos futbolistas.

Una situación que dejará a estos jugadores muy tocados, en lo anímico y en lo físico (de cara a reintegrarse en otras plantillas, o esperar al mercado invernal). Así lo expresan en la intimidad algunos de los hombres que andaban ilusionados con debutar en la nueva Segunda RFEF, pero que no saben si tendrán sitio en la nueva categoría conseguida «vía despacho». Tampoco ha sido nada bien recibida la noticia de la no continuidad del artífice en el banquillo del ascenso deportivo, el técnico Hugo Díaz.

Por partes. Viernes 19 de agosto: El club deposita medio millón de euros para hacerse con la plaza del ya liquidado Extremadura en la cuarta categoría del fútbol nacional. Viernes 26: La entidad ratifica públicamente, mediante entrevista en este periódico, al entrenador: «Es un premio al ascenso», relata uno de los portavoces de una organización que va camino de convertirse en Sociedad Anónima Deportiva.

Sábado 27: Facebook del hasta entonces preparador del plantel esteponero, Hugo Díaz: «Quiero comunicar que hoy ha sido mi último día como entrenador del CD Estepona. Ha sido muy difícil digerir la noticia, ya que las explicaciones a veces no son suficientes»... Bomba que corre como la pólvora en todos los corrillos. Sobre todo por la forma de replicar: «No me quiero detener en la decepción e injusticia. Todo lo contrario, quiero agradecer a todas las personas que han trabajado conmigo: jugadores, cuerpo técnico, directivo y a todos los que confiaron en mí. Yo sé cómo estaba el club cuando llegué y cómo lo dejo. He apoyado a la cantera». Y argumenta: «Hemos ilusionado a través de un fútbol ofensivo, reconocido por todos y, por supuesto, un ascenso histórico. Me voy orgulloso de mi trabajo, ya que he sentido el reconocimiento del mundo del fútbol».

La respuesta oficial tarda pocas horas en llegar, sin demasiados detalles: «El club le agradece el compromiso demostrado en la entidad y el haber formado parte de un proyecto que ha ayudado a crecer. El malagueño llegó al Estepona en la campaña 2021/2022, consiguiendo ascender al conjunto esteponero a Tercera RFEF con una campaña brillante en División de Honor. Desde la entidad se le desea mucha suerte en su futuro profesional y se agradece y valora su profesionalidad e implicación con todos los escalones del club».

Paradójicamente, el cuarto de los equipos que militará este curso en Segunda RFEF no se medirá ni a Antequera CF, Juventud Torremolinos o Vélez CF en Liga. El motivo no es otro que el impuesto por la propia Federación Española, que sacó a subasta la plaza del Extremadura en el mismo Grupo 5 en el que militan otras escuadras de la comunidad autónoma extremeña, Castilla La Mancha y Madrid. Los dirigentes esteponeros matizan otro detalle adicional. Y es que los abonados que ya tengan su carnet para esta campaña no tendrán que pagar la cantidad de 3 euros, inicialmente propuesta, por partido. Este último detalle ha calmado en parte unas aguas que se mueven más allá de lo normal, por lo insólita de la situación que se ha creado.

Nadie está a salvo de ser «nominado» para salir del plantel. | CD ESTEPONA

Hay un antecedente con el Andorra de Piqué, que a su vez compró una vacante para redondear en un mismo año dos ascensos. Previamente, al igual que le ha ocurrido al Estepona, el club tuvo que atar un primer ascenso para abrirse camino hacia el fútbol profesional.

Globalia está detrás de esta explosión del CD Estepona. Al presentarse en sociedad en presencia del alcalde esteponero, José María García Urbano, como un patrocinador muy importante del club, el propio Hidalgo indicó: «En el Salamanca estuve quince años de presidente. Lo cogí en Segunda B y ascendí a Primera División». El que va camino de convertirse en accionista mayoritario apuntaba por entonces: «¿Por qué no puede tener Estepona un club grande como Villarreal, Eibar o Ibiza? Si   tiene algún día un club grande, se verá en el mundo entero». Y en este sentido, todo viene de unas circunstancias excepcionales. Porque los ascensos se suceden, con el aval de un trabajo de fondo que no atiende modas.

Compartir el artículo

stats