Palo duro para el Costa del Sol Málaga y para Estela Doiro. La jugadora se produjo una fractura en el tercer metacarpiano de la mano derecha ante el Super Amara Bera Bera en el partido de la jornada 1 de la Liga Guerreras Iberdrola disputado el pasado viernes. En una acción ofensiva, la jugadora terminó cayendo al suelo en su intento de lanzar a portería y en un mal apoyo tuvo lugar esa rotura. Tras las pruebas médicas efectuadas, la gallega no tendrá que pasar de momento por el quirófano. Se realizará un tratamiento conservador para que el hueso vuelva a unir de manera natural. La central ya lleva una férula de inmovilización y estará unas 7 semanas de baja.