El Costa del Sol Málaga encajó la primera derrota de la temporada, que además coincidió con el regreso a Carranque. En un ambiente espectacular no pudo superar en un duelo nivelado al Rocasa Gran Canaria, que se mostró superior en los momentos de la verdad. Las canarias continúan invictas y líderes de la Liga Guerreras Iberdrola. Un tropiezo para las panteras que no pudieron ponerle la guinda a un inicio de curso de alta dificultad. Ahora el calendario sigue por Barakaldo el próximo fin de semana.

«Sabíamos que iba a ser un partido difícil, siempre lo es jugar contra el Rocasa y más esta temporada que han reforzado muy bien la plantilla. Fue un partido digno de dos equipos que quieren estar arriba en la tabla», explicaba después Isa Medeiros, que hablaba de la defensa como una de las claves del traspié en casa: «El Rocasa tiene mucho lanzamiento de nueve metros y siempre nos cuesta mucho defenderlas. De cara a portería al final tampoco tuvimos mucha suerte». 

Carranque volvió a mostrar sus mejores galas y respondió en número y en intensidad. «Estuvo muy chulo con la afición, estoy muy contenta que en un partido de liga estuvo toda la afición», expresa la brasileña, que coincide con Rocío Rojas: «Es una pena porque la afición estuvo increíble, nos apoyó un montón. Es lo que tocaba, era un partido muy duro que se iba a decidir por pequeños detalles y así fue. Le pedimos que sigan porque fue increíble jugar con ánimos así, estamos encantadas de tenerlas».

La manchega ha aumentado su protagonismo después de la lesión de Estela Doiro y es una figura importante en la primera línea. Coincide en mantener la calma porque sólo es el comienzo liguero. «Ganar al Bera Bera en su casa te da un subidón increíble. Estamos tranquilas porque la liga es larga, además con este nuevo formato de play off ganar la semana pasada o perder esta no nos va a hacer campeonas. Hay que seguir, ser regulares y trabajar», razona Rojas, con un discurso similar al de Medeiros: «Vamos a ver nuestros errores porque toca otro encuentro. La liga es así, es larga. Un finde ganamos, otro perdemos y hay que seguir». 

El Zubileta Evolution Zuazo Barakaldo es el próximo rival de las panteras, que todavía no sabe lo que es ganar y es colista de la Liga Guerreras Iberdrola. El sábado, 19:30 horas, en el Polideportivo Lasesarre se mide a las malagueñas. «Es una pista muy difícil, después de toda la presión y tensión de estas semanas tenemos que seguir trabajando bien porque nos podemos relajar demasiado y es un rival duro», finaliza Rojas. Vuelta al País Vasco de las de Suso Gallardo para retomar la senda del triunfo.

Regreso a Alhaurín de la Torre

El Costa del Sol Málaga no jugará su próximo partido de local en el Pabellón José Luis Pérez Canca. Lo hará en el Pabellón El Limón de Alhaurín de la Torre como parte de la promoción del balonmano femenino por la provincia y también de su acuerdo de patrocinio con el ayuntamiento del municipio. Un lugar de grato recuerdo para las panteras, que se medirán el sábado 24 de septiembre a las 18:00 horas al Conservas Orbe Rubensa Porriño gallego en suelo alhaurino. Será únicamente para este duelo.