El Waterpolo Málaga quiere seguir dando pasos en su evolución y formación de jugadores y equipos de este deporte, y cumplió uno de los grandes objetivos marcados hace unos años, acudir a las citas más importantes del calendario, para lidiar con los mejores.

Y así lo han hecho en esta pretemporada los pupilos de Wil Sánchez, el cuadro juvenil masculino, en la Barcelona International Waterpolo Cup; un evento de gran envergadura a nivel mundial y disputado en la mítica piscina de Barcelona 92. Con equipos italianos, húngaros y españoles, entre otras nacionalidades; en este prestigioso torneo empiezan a verse a estrellas emergentes y duelos de enorme combatividad y atractivo.

Los malagueños, también coordinados por el nuevo técnico del club, Jorge Botello, jugaron con rivales de la entidad del Ferencvaros húngaro, el CN Barcelona o el Sabadell, equipos todos acostumbrados a luchar por títulos a nivel nacional e internacional. Con un buen saldo de tres victorias, un empate y tres derrotas, el CDWP Málaga cerró un más que digno sexto lugar en el torneo barcelonés. En la liguilla de grupos se superó a rivales de la entidad del Sabadell o se empató con el CN Sant Andreu, para luchar en los cruces por un quinto puesto que se quedó a las puertas tras vencer al Rubí y caer con los catalanes del Sant Andreu en un auténtico partidazo.

Un pasito más para una pretemporada de lo más completa, con jugadores que estarán muchos en el equipo de Segunda Nacional y que han logrado pelear con los grandes.